Saga Millenium genera 57.4 mdd desde su aparición

Vida Q 07/11/2012 13:57 Actualizada 14:15

La venta y comercialización de los libros de la saga "Millenium", de Stieg Larsson, han generado desde su aparición 57.43 millones de dólares, según se desprende de la última declaración de Hacienda realizada por los herederos del escritor, fallecido en 2004.

Según ha informado hoy Kurdo Baksi, amigo de Larsson, la tercera declaración de Hacienda formalizada por la empresa Maggliden AB, constituida en 2008 por el padre y el hermano del escritor fija en 12.76 millones de dólares brutos los ingresos obtenidos entre el 1 de mayo de 2011 y el 30 de abril de 2012, que se suman a los 44.67 declarados hasta ahora.

Los herederos de los bienes de Larsson, ya que no estaba casado con su pareja, Eva Gabrielsson, se llevan de los 12.76 millones de dólares, 10.21 millones netos tras pagar los impuestos suecos.

En la primera declaración, la familia fijaba en 27 millones de dólares los ingresos generados por la trilogía desde su aparición, en 2005, una cantidad de la que ellos habían donado a la revista Expo, en la que trabajaba el autor, 2.1 millones de dólares.

En la segunda, que recogía los datos entre 1 de mayo de 2010 y el 30 de abril de 2011, los ingresos por la venta de la trilogía fueron 19.15 millones de dólares, de los que los herederos se llevaban 1276 millones de dólares netos tras pagar los impuestos suecos.

La familia ha decidido seguir sosteniendo este año la revista "Expo" aunque la cantidad que destina en esta ocasión son solo 300 mil dólares, mientras que en las dos ocasiones anteriores fueron 2.1 millones de dólares.

La entrega de dinero a la revista de Larsson garantiza, según recuerda Baksi, el futuro de la publicación, que ha pasado momentos "críticos" por falta de financiación.

En esta ocasión también han donado a la organización PEN Internacional 30 mil dólares, lo mismo que a Reporteros sin Fronteras.

Los libros de "Millenium", la trilogía negra y de crítica social de la que Larsson no llegó a ver publicado ningún volumen, han generado en el mundo desde su aparición 57.4 millones de dólares.

Las ventas de Los hombres que no amaban a las mujeres, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina y La reina en el palacio de las corrientes de aire, los títulos de la trilogía, continúan vendiéndose a un "buen ritmo", a lo que ha contribuido también las películas rodadas por Hollywood.

Larsson, escritor y activista contra el maltrato de las mujeres y el racismo, murió de un infarto cuando salía del trabajo la tarde del 9 de noviembre de 2004, con sólo 50 años.

El padre y el hermano del autor, con los que el fallecido no se hablaba, han mantenido una dura y pública polémica con la que era su pareja, Eva Gabrielsson, por los derechos que generan los libros.

La ley sueca no concede derechos al miembro de la pareja superviviente si no eran matrimonio o había testamento por medio, por lo que Gabrielsson, a pesar de haber vivido 32 años con él y haber sufragado buena parte de su vida en común, no puede acceder a nada de lo que siguen produciendo cada año los libros.

Larsson dejó escritas 320 páginas de un IV "Millenium", que están en poder de Gabrielsson aunque es improbable que vean la luz si no llega a un acuerdo con la familia.