Se encuentra usted aquí

El teatro nunca va a morir: Tommasi

El actor mexicano celebró la rehabilitación de los inmuebles del IMSS a través del impulso de la Gira Cultural Teatros 2018, con la puesta en escena de "La Dama de Negro"
 El público aclamó a los actores por su impresionante desenvolvimiento escénico a lo largo de 150 minutos.
Foto: Mitzi Olvera
07/09/2018
04:17
Donna Oliveros
-A +A

A una hora de levantarse el telón para el estreno de “La Dama de Negro”, el actor mexicano Alejandro Tommasi se reunió en camerinos con los medios de comunicación para compartir su opinión acerca de la Gira IMSS Cultural Teatros 2018, que finalizará este 29 de septiembre en la Ciudad de México, con la obra “El sueño de los dioses”.

Con un semblante jovial y enérgico, el histrión de 61 años compartió su alegría por la iniciativa cultural que es impulsada por el Instituto Mexicano del Seguro Social a través de esta gira, con la que promueve el cuidado de la salud mental y emocional de la población.

“Estamos muy orgullosos de participar con La Dama de Negro en esta gira cultural, en donde más de diez obras de teatro se presentan en todas los centros del Seguro Social, además de que los precios son accesibles para que la gente pueda acudir. El IMSS ha tomado esta estafeta para traer la cultura a los diferentes estados, y a estos grandes recintos que hizo el señor Benito Coquet hace muchísimos años”, señaló Tommasi.

Artículo
Será un año de festejo para la compañía universitaria, que busca su declaratoria como Patrimonio Cultural Inmaterial
Cómicos de la Legua, rumbo a su 60 aniversarioCómicos de la Legua, rumbo a su 60 aniversario

Al recordar que se trata de 24 años de esta obra en cartelera, con más de seis mil representaciones en su historia, Alejandro subrayó la importancia de esta iniciativa que se suma a otros esfuerzos generados por agentes del medio cultural, como actores, dramaturgos, escenógrafos y escritores, quienes desde los años 80 han buscado fortalecer el teatro mexicano, y todos los espacios que lo promueven.

Además de los escenarios, “El Instituto Mexicano del Seguro Social creó una compañía muy importante de teatro clásico que el señor López Tarso inauguró, y quien actualmente también participa en esta gira con la obra Aeroplanos”, dijo.

En cuanto a la noticia del cierre del Foro Shakespeare, luego de 35 años de albergar grandes proyectos y promover el gusto por este arte, señala que a la par, existen otras noticias en las que se anuncia el surgimiento de nuevos espacios, como el Forito de Coapa, los microteatros y los teatros en corto, que se ajustan al bolsillo de los espectadores y a las dinámicas socioculturales actuales, definidas por los procesos económicos.

Claro que estamos tristes porque el foro se va a cerrar, pero tenemos a los teatros del IMSS, que en alguna ocasión también iban a desaparecer para convertirse en estacionamientos, por lo que se buscó revitalizarlos. Yo formé parte de lo que es la Academia Mexicana de Teatro, donde aproximadamente 130 personas —entre escritores, pintores, actores, directores, escenógrafos y dramaturgos— nos juntamos para reunir firmas y pedir al gobierno que no desaparecieran, y que tampoco lo hiciera la compañía nacional de teatro y el complejo Del Bosque, en donde se localiza el teatro El Galeón, el Julio Castillo, el Xavier Villaurrutia y El Granero”.

Afortunadamente y con el apoyo, no sólo de artistas sino del público en general, logramos que estos espacios no desaparecieran”, relató.

En cuanto a la vigencia del teatro, Tommasi señaló que “nunca va a morir”, ya que dijo, se trata de una manifestación artística que se mantiene, pese a las nuevas prácticas tecnológicas que han afectado a otras expresiones como el cine y la televisión.

“Es un espectáculo único donde el espectador y el actor mantienen una comunicación directa, hay una sinergia inmediata, yo creo que la tecnología aquí no tiene para dónde”, expresó.

Así mismo celebró el nuevo acondicionamiento y equipamiento de los teatros del IMSS, cuya infraestructura es adecuada para albergar cualquier tipo de espectáculo, pues “cuentan con una perfecta óptica y acústica extraordinaria, ya que han sido diseñados especialmente para espectáculos teatrales. También se han reacomodado y rehabilitado para que funcionen constantemente, ya sea que el IMSS produzca y promueva sus proyectos, o las dé en concesión para que los productores lleven a escena los suyos”, aseveró.

Finalmente, anunció que este año participará en la obra el 7 y el 16 de septiembre, “porque como saben, somos un grupo de actores que nos vamos alternando cada año”, no obstante, dijo que sin duda, volverá a formar parte del elenco pronto. “Este domingo 16 no daré la última sino la ante, ante, ante penúltima función”, puntualizó.

Artículo
Los organizadores del Hay Festival ya tuvieron un acercamiento con el presidente municipal electo
Arranca el Hay Festival; se quiere quedar en QuerétaroArranca el Hay Festival; se quiere quedar en Querétaro

Tercera llamada

A pocos minutos de las 19:00 horas, una larga fila de mujeres y hombres de todas las edades, se extendía desde la antesala del Teatro IMSS de Querétaro, hasta su exterior donde, con emoción, algunos anticipaban a sus acompañantes detalles de la trama de esta obra que lleva casi 25 años en cartelera.

Luego de superar la gran travesía de encontrar el asiento correcto, 539 espectadores aguardaron el comienzo de “La Dama de Negro”, en la que aparecieron Alejandro Tommasi en el papel de Arthur Kipps, y Rafael Perrín, quien además de dar vida a John Morris, es director de la obra.

De pronto, las luces se apagaron y en escena los personajes se vieron rodeados por una decoración lúgubre en la que sólo hay tres sillas y un escritorio. Con ayuda de estos elementos, y una gran coordinación de luces y sonido, los artistas dieron vida a la obra escrita por la inglesa Susan Hill, en la que un viejo agente de bienes raíces decide contratar a un director de teatro para que le ayude a escenificar una aterradora historia de fantasmas, con el fin de advertirles a sus seres queridos sobre una extraña maldición.

Luego de un sinfín de sobresaltos, que se conjugaron con las risas nerviosas de los asistentes, el público aclamó a los actores por su impresionante desenvolvimiento escénico a lo largo de 150 minutos, en la que fue la primera y única función de esta gran obra que logró conquistar el gusto de los queretanos.

 

bft

Comentarios