Descargas para llevar

Vida Q 07/07/2014 00:03 Actualizada 03:30

Aunque en el último año el crecimiento de comercio electrónico alcanzó 42%, lo cierto es que México todavía se encuentra distante de ocupar los primeros lugares en la lista de la industria, ya que a nivel mundial el país ocupa el sitio 35 en el ranking de los más destacados, de acuerdo con la información proporcionado por la Asociación Mexicana de Internet (Amipci) y el Estudio Global Perspectives on Retail online 2013, respectivamente.

A nivel América Latina, México se encuentra en segundo con lugar con 14% del total de las transacciones, únicamente por debajo de Brasil, que tiene 59%.

Las cifras de crecimiento hacen pensar que el país se encuentra en el camino correcto, porque a nivel mundial, México ocupa el cuarto lugar, solo detrás de China, con 101% de crecimiento; Macedonia, que tiene 73% de aumento, y Egipto, con un total de 69%.

ÁREAS DE OPORTUNIDAD

El hecho de tener un total de 51.2 millones de internautas en el país, lo que representa un crecimiento de 13% respecto a lo alcanzado el año pasado, según la Amipci, no es argumento para consolidar la industria del comercio a través de la red.

“El comercio electrónico en México lleva creciendo cinco años a doble dígito, estamos hablando de 40% anual de aumento y, según la Asociación Mexicana de Internet (Amipci), la cifra de la industria fue de 21 mil millones de pesos. Sin embargo, seguimos estando retrasados respecto a otros países como Estados Unidos o incluso Brasil, con quien tenemos un rezago de al menos cinco años”, de acuerdo con Pablo González, quien es el Country Manager para PayU Latinoamérica.

Ante esto, ¿qué se necesita para que se alcancen estándares aceptables? Pablo González asegura que son tres factores: en primer lugar, aumentar la cobertura de internet, que actualmente cuenta con una penetración de banda ancha de 13.9%, cifra que lo coloca en la última posición dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En segundo término, aparece el tema de la seguridad. “Es preciso que aquí se sumen esfuerzos entre las autoridades, a través de la generación de leyes y regulaciones que protejan la integridad de los internautas; como de la industria privada, que ya se encuentra activa dentro del comercio electrónico, quienes deben de proyectar y manejar un perfil responsable con entregas a tiempo, para acuñar la confianza del consumidor online”.

Bancarización es otro de los temas pendientes en el país, ya que actualmente en México únicamente se cuentan con 16 millones de tarjetas de crédito activas, que sigue siendo el medio más aceptado para realizar transacciones en internet, por lo que en México todavía se encuentra en un periodo de transición, donde para fomentar los pagos por medios digitales se ocupa un modelo mixto.