La fórmula del éxito

Vida Q 06/08/2014 00:01 Actualizada 10:26

WASHINGTON.— Mientras pululan los rumores de desavenencias conyugales, la cantante Beyoncé y el rapero Jay Z completan en la ciudad de San Francisco su gira “On the run”, con la que han recaudado unos 100 millones de dólares por la venta de entradas.

La revista Billboard señaló que para todas las presentaciones se vendió más de 90% del aforo de los estadios, incluidas las dos actuaciones en el AT&T Park de la ciudad californiana la noche del martes y la de hoy.

Al Joulani, vicepresidente de la gira estadounidense para la promotora Live Nation, ha calculado un promedio de asistencia de 45 mil personas por cada actuación, lo que supone un total de más de 85 mil seguidores de Beyoncé y Jay Z en la gira, así como una recaudación de unos 5.2 millones de dólares en cada concierto. “Ha sido una gira muy exitosa y nos complace haber llegado a esa recaudación”, comentó Al Joulani quien, preguntado acerca de las versiones sobre una inminente ruptura de Beyoncé y Jay Z dijo que no había leído los artículos.

Durante el show del domingo en el Pasadena Rose Bowl, en el Condado de Los Ángeles, la cantante de 33 años de edad y madre de una hija pareció alimentar los rumores de disonancia matrimonial con su versión de la canción “Resentment”, acerca de un marido infiel.

Según el portal Radar, Beyoncé, vestida con traje blanco de boda, vertió lágrimas en el escenario durante su interpretación de la canción.

Poco antes circularon chismes según los cuales Jay Z y Beyoncé ni siquiera se alojan en el mismo hotel durante lo que resta de la gira.

El cantante de rhythm and blues Akon, en declaraciones para el portal de farándula TMZ, dijo que Jay Z y Beyoncé siempre han protegido la privacidad de su relación y eso puede haber contribuido a las especulaciones sobre el futuro de la pareja.

Beyoncé y Jay Z, añadió Akon, siempre “han presentado su relación al público más como un negocio que como una relación real y los famosos necesitan ser un poco más abiertos con su público acerca de su relación o de lo contrario atraen todo tipo de rumores”.

A principios del mes de julio, la cantante visitó una buhardilla en el barrio neoyorquino de Chelsea, unas semanas después de que circulara el video de la pelea entre Jay Z con Solange Knowles, la hermana de Beyoncé, que dio pie a multitud de comentarios sobre la ruptura de la pareja.

Jay Z no estuvo presente en la visita a la exclusiva vivienda, pese a que siempre había estado muy involucrado en las actividades inmobiliariaas del matrimonio, según fuentes citadas por los periódicos New York Post y el Daily News. (Con información de EFE)

Temas Relacionados
Formula éxito durante gira