Me siento estafado y traicionado

Vida Q 06/06/2014 01:38 Actualizada 10:33

[email protected]

Al cineasta Julio César Estrada le prometieron apoyo a cambio de filmar su película “Jirón de Niebla en Querétaro” y hasta la fecha dice que no ha visto nada.

El realizador se dice “estafado” por el diputado del PRI, David Dorantes Reséndiz y desmiente que exista cualquier acuerdo alguno con el legislador local.

El diputado Dorantes aseguró que no hay problema, que ya se reunió con el cineasta, que en cuanto lleguen los recursos del Fondo Económico de Impulso al Cine, establecido en la Nueva Ley de Fomento a la Industria Cinematográfica en el estado, darán el dinero prometido “y más producciones podrán realizarse”, dijo a la reportera Olivia Lara.

“Mentira, no hemos hablado en meses, no nos contesta las llamadas, y no ha habido reunión alguna”, denunció el cineasta a EL UNIVERSAL Querétaro.

La invitación para filmar en Querétaro y la promesa de apoyar la producción con 5 millones de pesos, fue hecha por el diputado Dorantes Reséndiz. “Me dijo que mi película iba ser punta de lanza de la nueva ley de cine en el estado”, contó el realizador.

Julio César Estrada filmó a mediados del año pasado la película “Jirón de niebla”, con las actuaciones de María Rojo y José Ángel Bichir, una nueva versión de un guión de Carlos Enrique Taboada, en locaciones de Tequisquiapan.

“Primero me dio largas; me trató como abonero, nos trajo un mes yendo diario a Querétaro, hasta que nos cansamos y dijimos basta”, relató el director, quien dijo haber hipotecado casa y coche para sacar adelante su proyecto.

La película, cuyo costo total de producción es de 26 millones de pesos, está en proceso de post producción. El director espera estrenarla a finales del año, a pesar de los problemas, entre ellos un adeudo de un millón de pesos con un hotelero de Tequisquiapan.

“Él me depositó 150 mil pesos, porque llegamos a un acuerdo de palabra que me iba a ayudar a pagar la tarjeta, pero llegamos a 350 mil pesos y no más”, precisó Estrada.

“Hicimos toda una minuta sobre lo que está sucediendo, con copia a la ANDA y al IMCINE, donde explicamos todo esto”, explicó.

“Yo lo único que digo es que no se engañe a la industria cinematográfica, como me han engañado a mí ”, agregó.

“Ahorita ya no me importa si me dan el dinero, tampoco voy a dejar perder mi película, pero sí quiero desenmascarar esto”, indicó.

“Me siento traicionado, estafado, desilusionado”, concluyó el cineasta, productor de películas como La cama de piedra y hasta el viento tiene miedo, ambas versiones nuevas de películas de Carlos Enrique Taboada.