Se encuentra usted aquí

Continuará labor de fotógrafos ciegos

Compartir
06/05/2014
12:02
-A +A

Mientras un grupo de fotoperiodistas queretanos participaban en un taller de retrato con la fotógrafa Patricia Aridjis en el Centro de Artes (CEART) del Instituto Queretano de la Cultura y las Artes (IQCA), al mismo tiempo, pero en otro espacio del CEART, retratistas ciegos trabajaban con Marcela Taboada; esta coincidencia habla de la importancia de sentir la fotografía.

Desde el 2012 ArteSano Buró Cultural a través de Invisible, plataforma de cultura, inició en Querétaro el Taller de fotografía para ciegos, el proyecto causó impacto entre los mismos participantes.

Fotografía para ciegos, ¿existe eso?, se preguntó Miguel Ángel León cuando lo invitaron al primer taller y a la fecha ya ha expuesto su obra en el Museo de Arte y, actualmente, la exhibe en el CEART, junto al trabajo de otros que también participaron en el taller de la fotodocumentalista Marcela Taboada.

Durante estos dos años de talleres propuestos por ArteSano, ocho fotógrafos ciegos de nacimiento, a causa de enfermedad, por accidente, y débiles visuales, han asistido de forma constante, y en cada nuevo curso se han integrado más personas a la iniciativa. En total suman 500 horas de actividad, mismas que han servido para crear un método del trabajo en torno a la ceguera y la fotografía.

Marcela Taboada, miembro del Sistema Nacional de Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), ha publicado en diferentes medios, revistas nacionales e internacionales. Su obra pertenece a colecciones del Museo de Arte de Philadelphia, The Hasselblad Center, Fotografisk Centrer de Copenague, Sonama Museum of Art, entre otros recintos, además forma parte del consejo consultivo del Centro Fotográfico Álvarez Bravo de Oaxaca, ciudad donde radica.

Durante un tiempo fue maestra del reconocido artista ciego Pedro Miranda. Sin embargo, la fotodocumentalista confiesa que cuando la invitaron a dar el taller en Querétaro no sabía que iba a trabajar con fotógrafos ciegos.

La experiencia la definió como algo “increíble, todos lograron una excelente foto”. Y después de este segundo curso, manifestó que los participantes ya están capacitados para hacer retrato. “Yo, de verdad, me quito el sombrero, lo digo con mucha emoción, porque los ciegos sí pueden tomar fotografías”.

En el primer seminario impartido por Marcela Taboada en Querétaro realizaron un estudio documental de su día a día. Mientras que en el nuevo seminario, Percepción de lo cotidiano II, que se ofreció en abril, trabajaron retratando a sus compañeros, amigos, familiares, además de hacer autorretrato.

El siguiente paso que recomienda Marcela es comenzar a fotografiar gente ajena a la familia y amigos, “porque sí pueden tener un oficio de fotógrafos, son fotógrafos”.

Previo a la inauguración de los trabajos de “Obra de documental de fotógrafos ciegos”, resultado del taller impartido por Taboada, los fotoperiodistas que participaron en el taller de Patricia Aridjis pidieron a los fotógrafos ciegos posar para unos retratos. Lo ideal, comentó Taboada, es que los retratistas ciegos también captaran a los fotoperiodistas, pero faltó tiempo y quedó pendiente para un próximo taller.

Miguel Ángel Herrera Oceguera, director de ArteSano Buró Cultural, explicó que es fundamental dar continuidad a los talleres de fotografía para ciegos, no sólo por la calidad de trabajos realizados, sino porque a través de estas actividades se ha logrado una sinergia con otras agrupaciones enfocadas en la misma iniciativa, también se creó el Festival Oxímoron; Cultura y (Dis)Capacidad, que tendrá su segunda edición en este 2014 con el objetivo de seguir sensibilizando y reflexionando a cerca de las iniciativas culturales en torno a las personas con discapacidad.

“Obra de documental de fotógrafos ciegos”, resultados del taller impartido por Marcela Taboada en Querétaro, incluyendo los autorretratos, se exhibe actualmente en el CEART del IQCA, en donde permanecerá hasta el 16 de mayo.

Compartir

Relacionadas