Justin Bieber se disculpa con sus fans

Vida Q 06/03/2013 03:04 Actualizada 10:06

LONDRES.— El cantante canadiense Justin Bieber pidió perdón a sus fans por haber llegado tarde a su concierto de ayer en la capital británica, Londres, lo que ha generado una intensa polémica entre los padres de sus seguidores, que le exigían una justificación.

En un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, Bieber intentó aplacar los ánimos de miles de seguidores, que colgaron anoche el cartel de “no hay entradas” en el 02 Arena, y que se quedaron decepcionados por su tardía salida al escenario.

El malestar de los fans se tradujo en abucheos en el arranque de la velada musical.

“Llegué 40 minutos tarde. No hay excusa y pido perdón si alguien se sintió decepcionado. Sin embargo, fue un gran espectáculo y estoy orgulloso de ello”, afirmó el intérprete canadiense, de 19 años de edad.

Su versión contrasta con la de medios y fans, que aseguran que el concierto se retrasó casi dos horas sobre el horario previsto y finalmente comenzó alrededor de las 22:30 hora local, lo que dificultó la vuelta a casa de sus seguidores, la mayoría menores de edad que debían utilizar el transporte público.

El silencio durante horas del cantante, que se ha hecho esperar hasta el mediodía de ayer, provocó que muchos padres hayan intentado revender las entradas que compraron para los otros tres conciertos que Bieber tiene programados en Londres esta semana.

Abaratan entradas

El portal de venta de entradas Viagogo informó que a media mañana las entradas disponibles habían subido un 48% y podían adquirirse a menos de la mitad de su precio original en taquilla.

Bieber afirmó en Twitter que no le parece “bien que las cosas se exageren”, en referencia al impacto mediático recibido, y prometió a sus fans un concierto “aún mejor” para esta noche.

Apenas el fin de semana Bieber, a quien ahora se le liga con la modelo adolescente Ella Page, cumplió 19 años de edad y lo que se esperaba que fuera un gran festejo entre amigos, terminó en “el peor cumpleaños” que ha pasado el cantante canadiense, toda vez que no se permitió el paso a un centro nocturno a su acompañante, Jaden Smith (hijo de Will Smith) por ser menor de edad y Justin prefirió irse a encerrar a su hotel.