Un viaje por la historia en pro de la tolerancia

Llega a Querétaro un túnel que expone los grandes genocidios en la historia de la humanidad
Un viaje por la historia en pro de la tolerancia
Foto: César Gómez
05/09/2018
03:10
Mariana Moctezuma
-A +A

“La máxima expresión de intolerancia a la que puede llegar un ser humano es asesinar a alguien, sólo por el hecho de ser diferente”, es la frase con la que inicia el recorrido por el Túnel Memoria y Tolerancia, un mini museo que estará hasta el próximo 27 de septiembre en la explanada principal del Tecnológico de Monterrey, campus Querétaro, para fomentar en la comunidad estudiantil una relación armónica y alejada de la violencia.

“La herramienta está diseñada para ser una galería móvil que le da una idea a quien la visita de lo que puede encontrar en nuestro museo, el túnel habla de la memoria histórica que tiene que ver con los genocidios, en una pared está toda la información del Holocausto y en otra los genocidios del siglo XX y XXI, en las paredes externas, por un lado están los conceptos de tolerancia y del otro, los de discriminación, para que la gente que se acerque pueda entender cuáles son los alcances de la intolerancia”, detalló Bruno Chávez, encargado de proyectos especiales del Museo Memoria y Tolerancia, quien ofreció una charla previa a la inauguración oficial del túnel que da un recorrido por los genocidios que se han dado a lo largo de la historia.

vq-tu3_65873863.jpg

Al entrar al túnel se encuentra una pequeña explicación del Holocausto, el primer genocidio reconocido en la historia que fue perpetrado por la Alemania nazi con el fin de exterminar a grupos raciales, étnicos y religiosos, causando la muerte de cerca de 6 millones de judíos.

De manera interactiva, el mini museo muestra los pasaportes de los judíos en los que se definía su identidad con una “J”, para facilitar el proceso de segregación, además de fotografías que ilustran los campos de concentración.

En el otro muro se habla sobre el genocidio de los armenios, que se dio de 1915 a 1923 a cargo de Turquía. Seguido por la situación de Camboya en 1975, en donde millones de personas fueron perseguidas por el simple hecho de tener estudios superiores, saber un idioma extranjero o usar lentes.

Con una serie de fotografías se refleja la situación en Guatemala en 1981, cuando a lo largo de tres años se exterminaron a alrededor de 100 mil indígenas mayas, así como el genocidio que cometieron los serbios en contra de los bosnios musulmanes, hace tan sólo 23 años, o el conflicto en Darfur, una región de Sudán que desde 2003 ha cobrado la vida de 500 mil personas, la exhibición acerca al espectador a una situación que no es ajena a la realidad actual.

vq-tu2_65873800.jpg

“Dice la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) que en México hay 152 grupos que son perseguidos por ser quienes son, de estos, seis se encuentran en condición de gravedad, siendo las mujeres el grupo más relegado. Un estudio asegura que para que comience a existir una igualdad entre hombres y mujeres tendrán que pasar 150 años”, comentó Bruno Chávez al referirse al muro del túnel que muestra la discriminación en México.

Esta pequeña galería se une a tres piezas más que se encuentran recorriendo la República Mexicana con el objetivo de sensibilizar a la población. Después de Querétaro, el mini museo llegará a León y luego a otros lugares del Bajío.

Un legado que busca cambiar la historia.

El Museo Memoria y Tolerancia surgió de la historia de dos mujeres mexicanas que coincidieron en 1995, ambas con vidas muy distintas que las llevaron a conocer de cerca algunos de los genocidios que han sucedido en diversas épocas, y al darse cuenta de que en México no existe un espacio para hablar sobre tolerancia decidieron emprender el proyecto.

vq-tu_65873803.jpg

Sharon Saga, presidenta y fundadora del recinto, comenzó su investigación sobre la tolerancia durante un viaje a un campo de concentración; por su parte, Mily Cohen, vicepresidenta y cofundadora, estaba observando la televisión con su hijo recién nacido en brazos, cuando vio un reportaje del exterminio de la población tutsi, ahí prometió que iba a trabajar para dejarle un mundo mejor a su pequeño.

El museo abrió sus puertas en 2010 en el centro de la Ciudad de México y siete años después, se obtuvieron recursos de la embajada de Alemania en México para construir este túnel.

Durante los ocho años de existencia que tiene este proyecto, el recinto ha albergado más de 46 exposiciones, todas enfocadas a la discriminación y la intolerancia, en todas sus manifestaciones.

 

arq

Comentarios