Finaliza fiesta michoacana

Vida Q 05/06/2014 01:31 Actualizada 09:36

Morelia, Mich.- Con la sazón de grandes exponentes de la culinaria mexicana, como Martha Ortiz, Guillermo González Beristain, Gerardo Vázquez Lugo, Patricia Quintana y Pedro Ortega, entre otros, se cumplió una edición más del festival gastronómico Morelia en Boca, donde los estilos y propuestas culinarias fueron los protagonistas.

En el marco de una celebración de este nivel, no pueden ignorarse las personalidades que a lo largo del tiempo han tenido una destacada participación en la escena gastronómica del país, y en esta ocasión se reconoció a Carmen “Titita” Ramírez Degollado, quien ha hecho una gran historia con “El Bajío”.

Con un emotivo homenaje a esta gran señora de los fogones, que hace 40 años inició su quehacer gastronómico en un sencillo restaurante en Cuitláhuac, comenzó esta gran fiesta de sabores en la Casa de Cultura de Morelia, donde se reunieron, por tres días (30, 31 de mayo y 1 de junio), pequeños productores, chefs de reconocimiento internacional y cocineras tradicionales, en un gran homenaje a la cocina mexicana.

Paladares de Sibaritas

En el marco de esta gran fiesta culinaria, se llevaron a cabo diversas cenas especiales, y aunque varios restaurantes cumplieron con honores, cabe destacar uno en particular, “Lu”, que la primera noche presentó la propuesta de Guillermo González Beristain, y la segunda, de Gerardo Vázquez Lugo, ambas de gran altura.

La cena de González Beristain fue sencillamente espectacular, maridada con cerveza artesanal, y con el toque especial de la chef anfitriona, Lucero Soto, quien hizo sentir a los comensales como si estuvieran en casa.

De igual manera, el chef yucateco David Zetina hizo lo propio al ofrecer una cena tradicional de su estado, con panuchos, sopa de lima y queso relleno, complementado con el postre de Sal y Dulce Artesanos (Joan Bagur y Maritere Ramírez Degollado).

Presencia vinícola

Este Festival Internacional de Gastronomía y Vino de México, también fue un gran escaparate para diversas casas vitivinícolas, como Casa Madero, vinos Pijoan, Alsacia, y Rioja, que tuvieron gran presencia, tanto en la villa gastronómica de la casa de la cultura, como en las cenas de gala.

Otro regalo al paladar lo dio Tata Mezcalería, que estuvo presente en los stands de la feria, así como en su propio local ubicado en la calle de Bartolomé de las casas. Tanto el concepto de la mezcalería, como los platillos de alta cocina, elaborados por el chef Fermín Ambas, y por supuesto, más de cien etiquetas de mezcal.

El centro de Morelia, con su histórica catedral, y el colorido de su plaza, fueron el marco ideal para un festival de altura como lo fue en esta ocasión, Morelia en Boca, un asomo a las gastronomías nacionales e internacionales, con participantes que invitan al público a aventurarse en nuevas experiencias culinarias, a saborear lo selecto y conocer las propuestas de los famosos de la cocina, además de conocer nuevas etiquetas de vino, mezcales y cervezas artesanales.