Brendan Fraser, en quiebra

Vida Q 05/03/2013 01:56 Actualizada 08:58

La fortuna acumulada de 45 millones de dólares que alcanzó después de que protagonizó La Momia, en 1999, se esfumó, y ahora, Brendan Fraser está en bancarrota, pide llegar a un acuerdo con su ex esposa para reducir la pensión de 50 mil dólares mensuales que le debe ceder y encontrar la forma de liquidar un adeudo de 87 mil dólares.

El actor se divorció en 2007 y desde entonces, ha tenido más gastos que películas exitosas por lo que sus agentes, gerentes y otros profesionales ya le reclaman el pago, de acuerdo con el sitio TMZ.

Fraser presentó documentación recientemente en Connecticut, como parte de una batalla contra su ex esposa para reducir sus pagos de pensión alimenticia, que actualmente son de 50 mil dólares al mes, informó el portal. De acuerdo con los documentos, ingresa 205 mil 704 dólares al mes, pero 112 mil 803 debe pagar de gastos profesionales, dejándolo sólo con 92 mil 900.

A esto debe sumar 25 mil 800 dólares de intereses, pero aún así sus gastos son mayores que sus ingresos, pues paga 50 mil dólares de pensión, 5 mil de hipotecas, 6 mil de impuesto por sus bienenes inmuebles, 34 mil de impuesto sobre la renta, 25 mil de pensión alimenticia, 5 mil 200 de jardinería, 5 mil de pólizas de seguros, 5 mil de apoyos familiares y regalos, 3 mil para sus gastos, 7 dólares para el cuidado de sus mascotas.

Estrellas en bancarrota

Otras celebridades están pasando por una situación similar; Lindsay Lohan adeuda rentas y 200 mil dólares de impuestos, además de los servicios de su ex abogada Shawn Holley, a quien debe pagarle 300 mil dólares por las defensas a su favor en cada ida de la socialité a la corte.

"Lindsay considera que desde que Shawn se negó a volver a tenerla de cliente, no es una prioridad. Está en negación acerca de su situación financiera. Debe al menos 200 mil dólares en impuestos federales y estatales y no tiene un ingreso ahora mismo. Quién sabe si algún día le pagará a Shawn", señaló una fuente cercana a la actriz al portal Radaronline.

La misma persona considera que Lohan podría pagarle a la abogada si vende sus bolsas de diseñador, pues tiene al menos diez Birkin, que se cotizan en unos 15 mil dólares cada una, así como docenas de bolsos Chanel, Fendi, Gucci y Balenciaga.

Tony Braxton se declaró en quiebra en 2010; se calcula que la fortuna de la cantante oscilaba entre un millón y los 10 millones de dólares, contra deudas de 50 millones de dólares.

Nicolas Cage también reconoció estar en bancarrota; al actor le embargaron tres residencias, por un adeudo de 26 mdd, más otros 10 mdd que debía de impuestos.

Y los latinos no se salvan, José José se está recuperando de los excesos que lo llevaron a la quiebra la década pasada.