Se encuentra usted aquí

Acróbatas de la coctelería con flow

El japonés Mitsuhiro Kaneshiro y el poblano Lar Ramírez se coronaron en el certamen nacional Bartenders Open Flair 2018
Acróbatas de la coctelería con flow
Fotos: César Gómez
04/08/2018
02:28
Donna Oliveros
-A +A

Durante la final de Bartenders Open Flair 2018, que tuvo como sede la ciudad de Querétaro, especialistas de la coctelería demostraron que el arte y la bebida pueden fusionarse en una sola copa; todo a ritmo de diferentes mezclas de música electrónica.

Por tercer año consecutivo, el evento reunió a 15 competidores de Yucatán, Quintana Roo, Chiapas, Puebla, Ciudad de México y Querétaro, además de otros países como Estados Unidos, Colombia, Venezuela y Japón, quienes luego de dos eliminatorias previas, finalmente se enfrentaron para pelear por el máximo reconocimiento.

Las clasificaciones se llevaron a cabo en Mérida, Yucatán —para los bartenders del sur de México y de otros países— y en el estado de Querétaro —para los profesionales del Bajío y sus alrededores—, contando con la inscripción de 30 competidores.

Para la gran final, el jurado conformado por reconocidos profesionales del bartening y el flair en México y Japón, se encargó de evaluar en dos categorías: profesional y semi profesional.

Artículo
Esta pequeña gran cantina conjuga toques contemporáneos con lo tradicional para pasar un rato inolvidable
La borracha es ¡para todos!La borracha es ¡para todos!

El sabor, la técnica, el aroma y la presentación de la coctelería fueron los aspectos a calificar por el queretano Francisco Ayala, quien actualmente es reconocido en el medio por sus aportes a la mixología. Por su parte, el juez mexicano Jovan Vargas y el japonés Takahisa Koda fueron quienes evaluaron la dificultad, coordinación y fluidez de las coreografías, así como la respuesta del público.

Luego de cuatro horas de reñida competencia, finalmente otorgaron el primer premio en la categoría profesional a Mitsuhiro Kaneshiro, quien recibió 6 mil pesos en efectivo y premios de los patrocinadores. En cuanto a los semi profesionales, la victoria fue para el poblano Lar Ramírez, quien además de un cheque por mil pesos, fue acreedor a una barra de entrenamiento.

“Es una disciplina muy demandante, pues requiere bastante tiempo; incluso puede ser muy doloroso y si tú quieres crecer en el medio, tienes que salir a competir, lo que implica grandes inversiones de dinero y muchos sacrificios”, señaló el organizador, Héctor Rangel, respecto a la incipiente práctica del flair en el país.

Además, como competidor aseveró que cada vez es más difícil posicionarse en el medio a nivel mundial, puesto que “ahora los torneos internacionales ya no permiten obtener pases directos a una final, a fuerza tienen que clasificar antes en el mismo torneo para poder competir en concursos como Roadhouse World Flair, que es uno de los más prestigiosos en el rubro”, puntualizó el experto.

 

arq

Comentarios