Emociona a Finch su llegada a México

Vida Q 04/06/2014 00:02 Actualizada 09:46

En menos de una década Finch conoció la gloria y el éxito, pero también su declive, que terminó por separar a la banda; sin embargo, hace dos años regresó a los escenarios para probar suerte de nueva cuenta, pues ellos aseguran que ahora han crecido espiritual y profesionalmente.

“Ha sido una montaña rusa lo que nos ha pasado en los pasados, creo que pasó como debería de haber sido, sólo así pudimos crecer y regresar a escribir y eso desembocó en que regresáramos en forma como banda”, señaló Daniel Wonacott.

El grupo sabe que no lo tiene sencillo, pues en una época de redes sociales e Internet, la competencia es dura, pero sabe que tiene la ventaja de la experiencia, misma que en sus palabras se transmite cada vez que salen al escenario.

“Hace una década éramos jóvenes y, como tales, pues cometimos algunas tonterías de las que hemos aprendido, ahora eso se ve reflejado en nuestra propuesta, la energía sigue ahí, a pesar de que ahora somos un poco más viejos”, detalló Wonacott.

Aunque cuenta con una corta discografía que consta de cuatro álbumes, Finch ya trabaja en lo que será su nueva placa, que desea sacarla a finales de este año. Por lo pronto afirmó que los temas con los que la gente ubica a la banda son suficientes para poder presentarse en cualquier escenario del mundo, como este miércoles lo harán en el Plaza Condesa de la ciudad de México.

“Antes de separarnos nunca fuimos a México, por eso esta ocasión en la que estamos en la gira del décimo aniversario es buen momento de reunirnos con nuestros fans, que gracias a nuestra página, nos damos cuenta que no son pocos”, añadió el músico.

La banda señaló que tiene a su favor la gran hermandad que existe entre sus integrantes, quienes aunque emocionados de llegar al país, sienten una gran responsabilidad de no fallarle a sus seguidores que han estado con ellos por más de 10 años.

En palabras de Wonacott, el reto más complicado radica en transmitir la energía y la profundidad de sus líricas con las que los jóvenes se engancharon hace una década. “Es un gran honor y una experiencia increíble que seamos inspiración para muchas personas”.