Se encuentra usted aquí

Canto y brindis con Lila Downs

La música tradicional mexicana y el sabor del semidesierto se fusionaron en el concierto de Lila Downs
Canto y brindis con Lila Downs
En el último fin de semana de la Feria del Queso y el Vino 2018, la cantante deleitó al público con un gran repertorio
03/06/2018
03:07
Donna Oliveros
-A +A

La música tradicional mexicana y el sabor del semidesierto se fusionaron en el concierto de Lila Downs, quien en el último fin de semana de la Feria del Queso y el Vino 2018 reunió en Tequisquiapan a miles de seguidores.

Ataviada con el color y los bordados de su tierra, la cantante inició el espectáculo con “Mezcalito”, canción de su autoría y producida en colaboración con Paul Cohen, que narra la tradición de una de las bebidas más representativas de Oaxaca.

“Tenemos el orgullo de decir que en este país se hablan 64 idiomas indígenas, esta es una poesía zapoteca de don Andrés Henestrosa del estado de Oaxaca”, dijo la cantautora oaxaqueña a su público antes de interpretar “La Martiniana”, una pieza característica del Istmo de Tehuantepec.

Durante la presentación, en la que Downs rindió homenaje a íconos nacionales de la cultura popular como Benito Juárez y Emiliano Zapata, compartió el escenario con el Ballet Folclórico Sangre Huasteca.

“Yo crecí en el estado de Oaxaca, así es. Allá está enterrado mi ombligo, debajo de un maguey, porque así lo hicieron las mujeres en mi familia. Y pues nosotros allá creemos en un gran líder mexicano que existió en el pasado. A los gringos, que últimamente nos andan despreciando, les queremos dar una leccioncita cantándoles y celebrando a este personaje indígena que fue presidente de esta nación: el Benemérito de las Américas, Benito Juárez”, expresó ante un público enérgico que se levantó de sus sillas para entonar el “Son de Juárez”.

Artículo
Si bien antes las mujeres se sacrificaban por los demás, la cantante dice que ahora son capaces de hacerlo por sí mismas
Lila Downs se manda solaLila Downs se manda sola

Por más de una hora, los asistentes corearon a todo pulmón “Piensa en mí”, “Un mundo raro” y “Cucurrucucú paloma”, aprovechando el poco espacio que había para zapatear y bailar en parejas al compás de la tonada de “Querreque” y “Chile Frito”.

Aunque Lila se despidió con “Zapata se queda”, en respuesta a las aclamaciones y solicitudes de “otra, otra, otra…”, regresó al escenario jubilosa para cerrar la noche con “Naila” y “La cumbia del mole”.

“Quiero brindar con ustedes por toda la producción vitivinícola de nuestro país, del mundo, de los dioses que nos permiten soñar, crecer y cambiar. Yo brindo por esta vida en México, brindo con ustedes, mis hermanitos”, manifestó la artista al tiempo que la gente levantó sus copas para celebrar.

Lila sorprendió con su repertorio, incluyó “Seguiré en mi viaje”, de Álvaro Carrillo, una canción que no se había escuchado en su voz.

“Sin duda es una de las mejores voces que tenemos en México, y pese a que no es una mujer que sea muy radiada, tiene mucha aceptación en nuestro país, no sólo por rescatar canciones de grandes compositores como Carrillo y Agustín Lara, sino por renovarlas. Esa frescura le permite llegar a un nuevo público y ser una importante exponente de la música en nuestro país”, declaró Ricardo Chapa, locutor en Radio Universidad.

Hoy los asistentes podrán disfrutar del último día de la Feria en el pabellón gastronómico y de la música de Tierra con tumbao, Drakkons, Ricardo Valencia, Sr. Otto, EMS Lira y Cumbia Baby, entre otras agrupaciones.

Comentarios