05 / agosto / 2021 | 12:34 hrs.

Color e ironía en la pintura

Vida Q 02/07/2014 00:03 Actualizada 09:52

Luego de dos años de no pintar de forma recurrente, Abel Cervantes presenta en Galería Libertad la exposición Por confirmar, una serie de 11 pinturas y 10 gráficas digitales que hablan sobre la construcción, la arquitectura y la albañilería, conjugando el color y la ironía.

Por confirmar no era el título que el pintor tenía pensado para su exposición, un hecho azaroso determinó dicho nombre, pero finalmente el título coincidió con el proceso de reinvención en que está Cervantes, un cambio en su producción pictórica que está por afianzar.

“El título quedó muy bien, también quedó muy bien con mi producción, porque también está ahora por confirmar un cambio que comienza a gestarse en mi pintura. Por diferentes cuestiones dejé de pintar más o menos como dos años, pintaba por piezas para exposiciones colectivas que me invitaban, pero no había pintado una serie en forma. En esta nueva exposición empecé otra nueva perspectiva, quiero desde un punto de vista distinto componer de diferente manera, reinventarme un poco, obviamente no fallando en mi estilo” dijo a EL UNIVERSAL Querétaro Abel Cervantes, pintor, diseñador gráfico y director de La Jaula.

El eje temático de Por confirmar es una analogía de la creación, la arquitectura y albañilería. La idea surgió porque el pintor está aprendiendo del trabajo arquitectónico para una construcción propia, de esa experiencia entre albañiles y consejos de sus amigos arquitectos, su perspectiva sobre la creación ha cambiado.

“Estoy cambiando, digamos mutando. Este trabajo con los albañiles, en la construcción, estar concibiendo en la mente una obra arquitectónica en tercera dimensión, ha cambiado mi manera de ver las cosas en la pintura”, detalló.

DEFINIENDO AL PINTOR

En todo el trabajo creado por Abel Cervantes hay acto de ironía. “Quien me conoce sabe que soy como mi pintura. Siempre soy irónico, burlón, no me tomo las cosas en serio tanto como otros artistas que quieren justificar una obra”, confesó.

Abel dice que el arte no hay que tomárselo tan en serio. “Me lo tomo en serio cuando se trata de exponer y cumplir con el compromiso de una galería, pero no me lo tomo en serio cuando se habla del concepto. Para mí, desde mi punto de vista, y sé que muchos se van a parar de uñas, teorizar en el arte no es para mí, para mí el arte se disfruta y ya, lo digieres o no lo digieres y ya, por eso hago la analogía que el arte es como un taco de carnitas, hay a quienes les gustan las carnitas y a otros no”.

Influenciado por Cisco Jiménez, pintor de Cuernavaca, pero principalmente por el muralista Rufino Tamayo, Abel Cervantes define su obra “con mucho color, tengo mucha influencia, principalmente de Tamayo, el color de Tamayo es una de mis primeras referencias en las que siempre pienso cuando pinto”.

La exaltación del color y la ironía es la propuesta de Por confirmar, serie que permanecerá en el Galería Libertad hasta el próximo 27 de julio.

Temas Relacionados
pintura arte cultura obra