Metrópolis inteligentes

Vida Q 02/06/2014 00:21 Actualizada 08:41

“En Latinoamérica la formación de Ciudades Inteligentes es lenta; sin embargo, Santiago de Chile, la ciudad de México y Bogotá son algunas de las ciudades que se encuentran en la búsqueda de soluciones para mejorar el tránsito vehicular, controlar la contaminación y fomentar la educación tecnológica”, dijo Carlos Romero, encargado de Desarrollo de Negocios para Latinoamérica en Gemalto.

Además de Gemalto, otras empresas ya están listas para proveer soluciones inteligentes para las ciudades. Un ejemplo de esto es Motorola Solutions, firma que promueve sistemas de comunicación y conectividad orientados a optimizar las acciones de los organismos de seguridad pública con el propósito de lograr una respuesta eficiente y certera ante emergencias.

“La eficacia de los organismos de seguridad y cuerpos de emergencia está relacionada con la capacidad que se tiene para procesar la información y a la buena comunicación que hay entre cada uno de sus integrantes, por lo que se requiere procesamientos de datos en tiempo real”, expresó Cesar Del Blanco, director de Soluciones de Seguridad de Motorola Solutions de México.

Estos datos se transforman en inteligencia y proporcionan una mejor visión operativa para situaciones de emergencia. Un ejemplo para aplicarlo sería el envío de datos y videos para que las autoridades anticipen formaciones de multitudes, reconozcan caras o detecten disparos, lo que reduce considerablemente los tiempos de respuesta y mejore el uso de los recursos.

SERVICIOS INTERCONECTADOS

A su vez la empresa Tecnocom busca impulsar sistemas de atención de incidentes y emergencias ciudadanas a través de plataformas de gestión y centros de mando y coordinación. Luis Zanón, Director General de Tecnocom en México, comentó que contribuirán a la prevención, respuesta y rehabilitación de siniestros, accidentes y demás situaciones de emergencia, coordinando los esfuerzos de los cuerpos policiales, de bomberos, emergencia sanitaria, ambulancias, protección civil, inteligencia militar y otras organizaciones no gubernamentales”.

Lo anterior se lograría desde una Central de Mando y Coordinación de Emergencias que estaría conectada a estaciones y centros masivos de servicios ciudadanos instalados en aeropuertos, estadios, asociaciones de transportistas, edificios públicos administrativos y culturales, centros de atención médica, distribuidores de electricidad, agua y gas, así como compañías de infraestructuras críticas.

La compañía afirma que adoptar este tipo de plataformas permitiría reducir hasta 70 por ciento los tiempos de respuesta y mejorar hasta 50 por ciento la eficiencia de los cuerpos de emergencia. De hecho su implementación en España se tradujo en una reducción del 20 por ciento en el tiempo de espera en atención telefónica, 40 por ciento en el tiempo de respuesta de los vehículos de emergencias, con un ahorro aproximado de 80 mil euros por año en combustible.