Sonará el órgano del Auditorio Nacional

02/02/2016
05:11
-A +A

El Órgano Monumental del Auditorio Nacional (OMAN) será el protagonista de un Concierto Magno el 7 de febrero, en el que participarán dos organistas de talla internacional: Davide Pinna, de Italia, y Víctor Urbán, de México, quienes harán sonar las 15 mil 633 flautas que integran este gran instrumento, considerado el más grande de América Latina.

Víctor Urbán, organista titular del OMAN y presidente fundador de la Unión Nacional de Organistas de México, explica que este órgano, por sus dimensiones y cantidad de flautas, brinda la posibilidad de explotar su sonido a su máxima capacidad con 250 timbres, mejor que ningún otro, incluso mejor que el de la Catedral Metropolitana, y forma parte del Auditorio desde 1958.

En ese entonces, cuenta Urbán, nadie imaginaba que el perfil del Auditorio cambiaría significativamente con el paso de los años hasta reducir al mínimo los conciertos dedicados especialmente al instrumento. “No había otro lugar donde ponerlo, ya se había probado que en el Palacio de Bellas Artes no era viable por eso se llevó al entonces Auditorio Municipal. El concierto que ofreceremos es muy importante porque creo que poca gente sabe que contamos con un gran órgano, pero sobre todo para que puedan apreciarlo. El programa que hemos planeado es muy accesible y les gustará mucho”, dice.

La primera parte del concierto estará a cargo de Davide Pinna, quien interpretará Toccata y fuga de J.S. Bach; The Lost Chord, de Arthur Sullivan, y Suite Gótica, de L. Boellmann. En la segunda parte del magno concierto en el que también participará la Orquesta Filarmónica de Toluca (OFiT), dirigida por Gerardo Urbán y Fernández, y Víctor Urbán como solista, interpretarán piezas como la obertura Poeta y Campesino, de Franz Von Suppé, Retablo Medieval: Concertino, de Miguel Bernal Jiménez, y el Final de la Tercera Sinfónica, de Camille Saint Saëns.

Urbán afirma que también será una oportunidad para conocer la obra del mexicano Bernal Jiménez. “Casi nunca se toca porque no hay órganos, cuando se logra programar se toca con órgano electrónico, no tubular; pero es una obra muy interesante, descriptiva. Bernal era organista de la Catedral de Morelia y tienen una gran cantidad de obras dedicadas a este instrumento, lo considero uno de los tres más grandes compositores de México”.