Se encuentra usted aquí

Arte y migración

Compartir
01/09/2015
03:06
-A +A

Tres mujeres, tres miradas sobre la migración se unen en Tres apuntes sobre la distancia, exposición que se inaugura el 9 de septiembre en el Centro de Arte Bernardo Quintana Arrioja de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), con historias de personajes reales que se han visto obligados a dejar su casa y familia.

Y no es casualidad que la exhibición se presente primero en Querétaro. “Estratégicamente inició la colectiva aquí, porque si de algo tiene que servir el arte es como reflejo crítico de la sociedad, y el hablar de migración en un estado como Querétaro, donde hay un conflicto sobre la Casa Migrante, hay un proceso de invisibilidad de los compañeros migrantes, hay todo un proceso de maquillaje ante el problema, es importante. Querétaro es paso de migrantes, eso no se puede evitar, el gobierno no puede negar eso,  la sociedad no puede negarse a ver eso”, dijo a EL UNIVERSAL Querétaro César Holm, curador de Tres apuntes sobre la distancia.

Para la universidad también es necesario hablar del fenómeno de migración, expresó Teresa García Besné, coordinadora de la Dirección de Difusión Cultural de la UAQ.  “Es fundamental  retomar el tema, es fundamental hablarlo y discutirlo. Querétaro es un lugar donde la migración no es cualquier cosa, es uno de los estados donde más migración se da; la Dirección de Difusión Cultural lo ha trabajado en diversos momentos, y no queremos que sea un tema del cual nos desentendamos”, añadió.

Tres apuntes sobre la distancia une la obra de Ana Hernández (Oaxaca), Olivia Vivanco (Distrito Federal) y Raquel Rocha (Brasil), tres artistas que abordan desde su visión el proceso de desplazamiento, hacen evidente la problemática de la migración y, a la vez, rescatan las historias de los que se van y de los que se quedan.

César Holm, también coordinador académico de Aula del Centro, describió que no hay condición más vulnerable para el ser humano, que estar lejos de su casa, de su patria, porque su identidad se ve afectada, su autoestima y sus condiciones de sobrevivencia son mínimas, por ello, agregó, “es necesario hablar de la migración no desde un enfoque chantajista, sino desde un enfoque más crítico”.

Encarnar la migración. Desde que su madre se fue a Estados Unidos, la artista textil oaxaqueña, Ana Hernández, comenzó a intervenir mapas de México en gran formato, con una técnica de bordado de flores propia área Itsmo  de Tehuantepec.

 “Ana ha encarnado el proceso de migración y, a través de su obra, establece todo un diálogo con este familiar que tiene que emigrar, y establece todas las rutas de migración para llegar a Estados Unidos y todo es a través de intervención de bordados; con su obra lo primero que tendremos en la exposición es el planteamiento de la migración como tal, como un punto de partida, como un marco referencial”, explicó Holm.

El que se va… Olivia Vivanco ha trabajado directamente con migrantes, en el albergue La 72, que está ubicado en Tabasco; incluso ha recorrido la misma ruta que realizan los indocumentados en su travesía rumbo a Estados Unidos. Su acercamiento con los migrantes le permitió fotografiarlos mostrando el objeto más preciado que cargan durante su viaje.

Este proyecto fotográfico lleva por nombre Reliquias, y es justamente una de las piezas de esa serie la que sirvió para ilustrar el cartel de Tres apuntes sobre la distancia. La imagen revela las manos de un hombre, con algunos dedos mutilados, que sostiene una fotografía tamaño infantil de una mujer.

Holm refirió que las piezas de Vivanco “le dan voz al que se queda, el que está viajando y es el que a pesar de su travesía sigue anclado, como Ulises a Ítaca, que sigue todavía pensando con regresar, sigue todavía apegado a lo que dejó”.

El que se queda… Raquel Rocha aborda el tema de la migración, rescatando la mirada del que se queda. La fotógrafa brasileña trabaja entre México y Estados Unidos, y cada vez que regresa a su país natal  encuentra que sus padres han cambiado, han envejecido.

 “A Raquel la conocí en Oaxaca, esto quiere decir que estaba muy lejos de su casa y de su patria, siempre ha sido un artista que ha tenido que migrar, su formación fotográfica la hizo en Nueva York  y ha estado en diferentes países produciendo fotografía, ella nos va a plantear la postura del que se queda, en este caso de sus padres. ¿Qué es lo que sucede con los padres? ¿Cómo se establece la experiencia desde el punto de vista del que se queda? Que es algo que no se toca o que no se ve”, agregó el curador de la exhibición.

Música y documental. Tres apuntes sobre la distancia se inaugura el 9 de septiembre, a las 20:00 horas, en el Centro de Arte Bernardo Quintana, en donde permanecerá en exhibición hasta el 17 de octubre, con apoyo de la UAQ, Aula del Centro Especialización Fotográfica y Nueve Arte Urbano. En la apertura, el guitarrista Ramiro Martínez Piña e Itzel Rueda interpretarán temas sobre migración.

Además, continuando con el diálogo sobre la temática migratoria, la Dirección de Difusión Cultural está invitando a la comunidad universitaria y público en general,  a compartir frente a la cámara, su experiencia personal sobre el tema de la migración, historias de distancia, recuerdos y nostalgia, para ser parte del documental visual: Relatos de migración, recordó Piedad Martínez, coordinadora de Difusión del Arte y del Centro de Arte Bernardo Quintana. En Difusión Cultural de la UAQ se pueden solicitar informes para participar en este proyecto.

Compartir

TAGS