Tenis mexicanos van contra gigantes del ramo

Gabriel David Valencia, de 23 años, creó una empresa de calzado deportivo que compite en un mercado altamente complejo
Tenis mexicanos van contra gigantes del ramo
Foto: Demian Chávez, El Universal
17/03/2019
06:32
Danaý Martínez
-A +A

Con sólo 23 años, Gabriel David Valencia Ramos, originario de Puebla, llegó a Querétaro para estudiar en el ITESM gracias a una beca deportiva, pues desde hace ocho años practica voleibol. Su amor por el deporte, en conjunto con la carrera universitaria que eligió le dieron la idea de crear Proove, una marca deportiva especializada en tenis para voleibolistas.

Hay dos marcas de tenis específicas de voleibol, las dos son japonesas y llegan pocos modelos a México. El problema es que los tenis son repetitivos, no era un problema técnico, pero sí estético, y debido a eso los voleibolistas usan tenis para basquetbol. Gabriel observó esta situación y fue como decidió emprender.

“Es muy común ver en competencias a los jugadores de voley con tenis de basquetbol. Revisé las marcas que llegan a México de tenis y ninguna ofrece una línea especializada en tenis de voleibol, entonces fue donde surgió mi idea”, explicó.

El joven poblano ya es miembro de la industria del calzado, su día entre trabajo, clases y entrenamiento comienza a las seis de la mañana y termina a las 12:00 horas, pero Proove es su mayor recompensa.

“Quise ponerle un nombre muy mexicano, pero me dijeron que el mercado no está preparado. Un nombre mexicano en un producto de este tipo se asocia con falta de calidad. Estuve revisando con mi diseñador y surgieron varios, el logo es un infinito y estábamos buscando palabras con dos letras “o” y en esa búsqueda encontramos improve, que significa mejorar, y al momento de hacer el diseño de letras el diseñador me sugirió dejarle Proove, para en un futuro poder jugar con cuestiones de mercadotecnia”, comentó.

tierra_emprendedores_dc_4.jpg

Fabricación

El mercado de Gabriel es directamente para los jugadores de voleibol, pero al ser unos tenis con diseño y materiales estándares, pueden utilizarlos corredores de pista y ruta, así como la gente que realiza actividades en gimnasio.

Los materiales comienzan con la suela, la cual es de “Goma Eva”, es el material más usado actualmente en este tipo de calzado. El zapato está conformado por el patín de hule, que es el que te da agarre para no resbalar, las mallas deportivas para controlar la transpiración, las plantillas son hechas de memory foam, para que además de que se adapte a cada tipo de pie, tenga mayor amortiguación al momento de pisar, y los demás componentes son sintéticos, ya que los hay en muchos colores y se pueden crear hasta seis combinaciones diferentes.

“La diferencia de mi marca es ofrecer muchos modelos, lo que hice es que puedes elegir las partes del tenis de diferente color. Hice un estudio de mercado y descubrí que es algo que les atrae mucho y ahora somos la única empresa que ofrece esto en México”, explicó.

Proove tiene una producción de mil pares al mes, el trabajo comienza con el diseño, lo primero es la elección de la suela, para generar una idea de cómo debe ser el diseño, el cual debe tener una coherencia encaminada a la tendencia; se determina una propuesta; se manda el diseño al productor, el cual está en San Francisco del Rincón, en León, Guanajuato; posteriormente se digitaliza para crear moldes y se comienzan a hacer pruebas, para finalmente determinar las escalas de los números de cada par de tenis, los cuales son, de dama, del 2 al 6, y en caballero, del 6 al 10.

Los hay en modelos: Im-Proove, que tienen un costo de 999 pesos, y los Aton, que cuestan 860 pesos. Se pueden comprar a través de una plataforma digital de ventas y si el cliente desea personalizarlos tiene un costo extra de 300 pesos.

“El principal problema para determinar un precio de tu producto es la comparación con las marcas líderes. Al ser un precio muy barato pueden compararte con los de baja calidad, pero si son caros, los compradores elegirán a las grandes marcas. Cuando el mercado vea que tu producto es de calidad puedes subir poco a poco el precio, aunque no es nuestro objetivo ser marca de lujo”.

Por ahora, un gran paso que ha dado Proove, es que la Comisión Mexicana de Árbitros de Voleibol eligieron la marca de Gabriel como patrocinador de su calzado, y la idea es abarcar más deportes e incluso llegar a selecciones nacionales.

Artículo
Las hermanas Egla y Harumi tienen beca de 60% en el Tec
El voleibol les permite alcanzar sus sueños El voleibol les permite alcanzar sus sueños

Apoyo para emprender

Gabriel recibió un apoyo principal de su hermano David Valencia, quien también es emprendedor, pero en el mercado de la joyería. David le dio sus primeros préstamos a Gabriel para comenzar a investigar sobre la industria. Después llegó Irving Miranda, creador de la marca queretana Deloerean, quien lo ayudó a encontrar a los proveedores y a los fabricantes; su compañero de voleibol Mario Ruíz; quien se encarga de la calidad y materiales; Daniel Teres, quien creo la identidad corporativa, y Hugo Hernández, quien es el director de producción con más de 18 años de experiencia.

Todos ellos son Proove y Gabriel es una muestra de que, a pesar de tener una corta edad, al saber hacer buenas alianzas y ser fiel a tus sueños, el emprendimiento puede ser una buena elección para las nuevas generaciones de mexicanos. A pregunta expresa, ¿por qué elegir tu producto?

“Me he vuelto muy consumidor de lo local, me he dado cuenta que hay empresas que le echan muchas ganas, creo que habla mucho el trabajo que hay detrás de esto. Yo lo compraría por darles una oportunidad, ver todo el trabajo que hay, y la sinceridad. Nos dirigimos a chavos que se dedican al deporte, que son apasionados”, finalizó.

tierra_emprendedores_dc_3.jpg

Comentarios