Mueblería Gala va por la conquista del Bajío

Con 33 años de vida, la empresa nacida en el norte busca consolidarse en la región
Mueblería Gala va por la conquista del Bajío
Foto: Demian Chávez, El Universal
10/08/2019
05:56
Alma Gómez
-A +A

Cuando Arturo Rivera se quedó sin empleo en la mueblería en la que trabajaba, recibió una liquidación con muebles y no en efectivo como se esperaba; fue ahí cuando decidió vender su mercancía y crear lo que ahora es una empresa con presencia en la zona norte y el Bajío del país: Mueblería Gala.

Los inicios

Mueblería Gala nació en Hidalgo, Chihuahua; en un pequeño local de no más de 400 metros, en el que sólo trabajaban cinco personas. La razón fue un despido masivo de personas a causa de que la empresa mueblera en la que trabajaban se declaró en quiebra.

Al no tener solvencia para liquidar a sus empleados, la empresa les pagó con muebles de su propia tienda; sin embargo, no todos quedaron conformes con la liquidación en especie, por eso Arturo Rivera Ruiz convenció a varios de sus compañeros para vender los muebles que les acababan de entregar y formar así su propia empresa.

Algunos trabajadores despedidos se unieron al ambicioso proyecto, mismo que se consolidó en Torreón, Coahuila. Al frente de la pequeña mueblería improvisada estaba Arturo Rivera Ruiz, quien consolidó la Mueblería Gala.

“El dueño de Muebles Gala comenzó a trabajar en otra tienda de muebles, era vendedor de casa en casa, cuando quiebra esa empresa, a él lo liquidan con producto, y esos mismos muebles los vende y comienza a expandirse la empresa que conocemos ahora, una empresa que se especializa en cocinas, pero que también ofrece otro tipo de marcas para satisfacer al cliente.

“Actualmente tenemos seis fábricas de cocinas, recámaras y comedores, tenemos nuestro propio aserradero para poder sacarle el máximo provecho a los materiales que usamos”, comparte Miguel Ángel Ramírez Esquivel, gerente de la empresa en Querétaro.

pag_11_tierra_de_emprendedores_gala_muebles_dc_11.jpg

El concepto

Con el paso del tiempo, el negocio dejó de ser un negocio familiar para convertirse en una empresa que genera cientos de empleos en el país, y que tiene más de cien sucursales en México; empresa que año con año crea nuevos compradores cautivos, es decir, aquellos que nunca cambian de tienda.

“Para nosotros la principal ganancia es darnos cuenta de que tenemos clientes que vienen a comprar los primeros muebles para su casa, y que con el paso del tiempo esos mismos clientes vienen con sus hijos o con sus nietos; nos damos cuenta que son clientes cautivos desde hace varias generaciones y que se convierte casi en una tradición familiar”, señala el gerente en Querétaro.

El concepto de Mueblerías Gala, explica Miguel Ángel, no es sólo vender muebles para el hogar o línea blanca, sino promover la comodidad y la convivencia entre familiares y amigos. ¿Cómo logran esto? Diseñando sus propios muebles según las demandas del cliente, diferenciando las necesidades de cada región y diversificar las formas de compras y pagos.

“Lo que nos diferencia es que nuestros diseños son únicos, no se encuentran en ningún otro lado, tenemos materiales amigables con el medio ambiente, les permitimos elegir a los clientes telas y demás materiales para que se ajuste a su presupuesto. También somos de los pocos que venden piezas por separado, una sola pieza de una sala, por ejemplo, eso no cualquiera lo permite.

“Desde los inicios de la empresa siempre se ha manejado esta forma de vender, no queremos vender sólo una sala o un comedor, sino vender espacios para estar con tu familia, un espacio en el que puedas sentirte cómodo, que se ajuste a ti, que se justo lo que tú necesitas”, señala Ramírez.

Mueblería Gala nació hace 33 años, pero en Querétaro se instaló hace un año y 10 meses, desde entonces el crecimiento acelerado de la ciudad le ha permitido consolidarse en el bajío junto con las sucursales que se tienen en San Luis Potosí.

pag_11_tierra_de_emprendedores_gala_muebles_dc_8.jpg

Cambios necesarios

Luego de más de tres décadas manteniendo un trato directo con los clientes, los directivos de la empresa reconocieron que tenían que diferenciar sus contenidos dependiendo de la zona en la que se encuentran.

En Querétaro, por ejemplo, identificaron que los compradores buscaban muebles más pequeños o para espacios más reducidos, por lo que modificaron sus diseños.

“El mercado del Bajío es más exigente que el del norte, Gala ha tenido que adaptarse a este tipo de clientes, nosotros notamos que son espacios diferentes, y que los clientes no compran las grandes salas o las grandes recámaras, nos dimos cuenta que prefieren un tipo de muebles más compactos, entonces se trajeron otro tipo de clientes que se ajusten a las necesidades de una ciudad como Querétaro”.

Planes a futuro

Entre sus planes a futuro, comenta Miguel Ángel Ramírez Esquivel, está abrir al menos dos sucursales más en Querétaro y seguir creando nuevos compradores.

“Cada año tratamos de aperturar nuevas sucursales, Querétaro es una plaza que nos permite crecer, en nuestros planes está aperturar dos sucursales más en el estado. Sabemos que estamos consolidados en la parte norte, pero queremos consolidarnos también en el Bajío, e incluso llegar al sur”, comparte.

pag_11_tierra_de_emprendedores_gala_muebles_dc_4.jpg

Comentarios