Helados Herencia. Cuatro generaciones de rica tradición

David y Nadia siguieron el camino familiar para crear su propia marca
Helados Herencia. Cuatro generaciones de rica tradición
Foto: Demian Chávez, El Universal
13/01/2019
06:44
Alma Gómez
-A +A

David Pérez Rodríguez y su esposa Nadia González Ríos siempre tuvieron la pasión de preparar helados cremosos, hechos 100% a mano; en un principio los hacían únicamente para consumo personal, luego para eventos sociales como bodas, bautizos o cumpleaños; pero quisieron ir más allá y ahora son dueños de su pequeña empresa Helados Herencia, en el municipio de Corregidora.

“Esta es una tradición de la familia de mi esposa que ya tiene cuatro generaciones [haciendo helados], nosotros no podíamos quedarnos fuera de esto, teníamos que seguir alimentando la tradición familiar”, comenta David, quien inevitablemente se vio envuelto en la elaboración de helados gourmet.

Inicio

Helados Herencia nació hace siete años, en el municipio de Corregidora; sus creadores, David y Nadia decidieron continuar con la tradición familiar y abrir su propia tienda, además de vender helados por pedido para restaurantes y eventos sociales.

Producir helados artesanales hechos 100% a mano sin la ayuda de ninguna máquina, es una tradición vigente desde hace cuatro generaciones en la familia de Nadia, quien le da continuidad al legado familiar junto con su esposo David.

“En un primer momento no pensamos adentrarnos en esto de las nieves, cada uno tenía su trabajo y producíamos nieve sólo bajo algún pedido; pero desde hace siete años decidimos apostarlo todo por esta empresa, por eso creamos la heladería, así fue como iniciamos esta aventura de emprendedurismo.

“Yo aprendí a producir nieve, aproveché que en la familia de mi esposa ya tenían todos los conocimientos”, dice David.

Durante los primeros años, Helados Herencia fue una pequeña empresa administrada únicamente por la familia, pero ahora ya tienen cinco empleados de planta; algunos están en la tienda vendiendo el producto, otros están produciendo la nieve en un pequeño taller, mientras los emprendedores ahora se encargan de asuntos administrativos.

“Una de las satisfacciones más grandes es saber que puedes emplear a personas, saber que hay familias que dependen de tu empresa es una gran responsabilidad, y eso también te impulsa a seguir adelante”, comparte el emprendedor.

Artículo
Un grupo de empresarios creó esta tienda con la intención de apoyar a emprendedores locales.
Querétaro Emprende, unión que hace la diferencia Querétaro Emprende, unión que hace la diferencia

Concepto

En Helados Herencia se ofrecen más de 100 sabores distintos a lo largo de todo el año, pues una de las características de esta empresa es ofrecer helados hechos únicamente con frutos de temporada.

Entre los sabores más exóticos se encuentra el helado de aguacate, chongos zamoranos, camote y mazapán, además de los sabores tradicionales de chocolate, vainilla, nuez, mantecado, entre otros.

“Creo que lo que diferencia a nuestros helados es el procedimiento, nos tomamos muy en serio que la preparación sea artesanal, sin máquinas; las personas que hacen la nieve en la empresa pueden pasar desde 30 minutos hasta casi una hora batiendo la nieve hasta que tenga la consistencia adecuada, es una técnica muy delicada, el trabajo físico depende mucho de la cantidad de nieve que queramos hacer.

“Preparamos los helados siempre con fruta y materiales frescos, no nos gusta tener nada congelado para poder usarlo semanas después, los helados que vendemos siempre son hechos un día antes, creo que esos pequeños detalles son los que hacen la diferencia”, comenta David.

Problemáticas

El emprendedor comparte que una vez instalada la empresa, el papel de él y su esposa cambió radicalmente, pues de inmediato adquirieron nuevas responsabilidades como la administración de los recursos, pagar a los empleados, tener suficiente producción y encontrar a los proveedores adecuados.

Aunque Nadia y David se involucran en la empresa directamente, ya sea preparando helado, transportándolo a la tienda, entregando pedidos y a veces hasta vendiendo directamente al público, la principal labor de los emprendedores está detrás de un escritorio. “Cuando uno cumple el sueño de abrir su propia empresa, también adquiere muchas responsabilidades”, cuenta David.

“Una de las cosas más complicadas en este proceso de ser emprendedores, es trabajar con la familia. Uno está acostumbrado a que cada uno tiene su espacio, sus trabajos, sus rutinas, pero cuando es una empresa familiar como la nuestra no sólo tenemos que convivir mucho más juntos, sino que tenemos que solucionar problemas, tal vez pasar malos ratos, prácticamente compartirlo todo; ese es un reto y de los primeros que se presentan.

“Otra dificultad es la de administrar los recursos, porque uno está acostumbrado a recibir su quincena o su pago semanal, tenerlo seguro, pero cuando das el brinco a ser emprendedor a veces no sabes cuándo vas a recibir tu sueldo, tienes que asegurar primero el pago de tus trabajadores, sea como sea a ellos tienes que pagarles porque dependen de ti, tienes que pensar también en los gastos del local, de los insumos, tienes que ahorrar, y además recibir un pago, porque tú también eres un trabajador de la empresa, es complicado, porque nadie te enseña a hacer eso, pero con dedicación se aprende”.

Planes a futuro

Como parte de sus planes a futuro, ambos emprendedores buscan abrir nuevas sucursales de Helados Herencia no sólo en Corregidora, sino en municipios metropolitanos como Querétaro y El Marqués.

cetn

Comentarios