Sigue fenómeno de madres adolescentes en toda la entidad

Perpetuar la pobreza e invisibilizar el problema no ayuda a resolverlo, señala
Sigue fenómeno de madres adolescentes en toda la entidad
Foto: Archivo. El Universal
10/05/2019
05:16
Domingo Valdez
-A +A

En Querétaro el fenómeno de las madres adolescentes persiste y es una “sentencia” para perpetuar la pobreza, afirmó la activista Cynthia Casarrubias, quien subrayó que invisibilizar el problema no ayuda a resolverlo.

“El tema que siempre se deja de lado el 10 de mayo, en donde se quiere ensalzar ese rol de las mujeres únicamente reproductivo y de cuidado, es de las niñas entre 10 y 14 años que dan a luz, principalmente, a niños nacidos de relaciones de violación, o derivado de matrimonios forzados.

“Los padres reciben una suma a cambio de la niña. Actualmente están naciendo entre 9 y 11 mil bebés de madres niñas o adolescentes, que es el umbral hacia la pobreza, tanto para el bebé como para la niña madre”, indicó.

El panorama este 10 de mayo no mejora contra lo que se dice respecto a Querétaro y a su auge. Son condiciones que son añejas y que no se atienden, invisibilizando el fenómeno, abundó.

La última cifra que se tiene sobre los alumbramientos de menores de edad en 2016 era de 337, dato que no está actualizado.

Recordó que la Ley General de Niñas, Niños y Adolescentes apenas entró en vigor en 2017, hasta donde antes de ese año las niñas estaban en una especie de limbo jurídico respecto a sus derechos, en caso de que los conocieran, para su atención médica. Resaltó que las cifras sobre nacimientos de bebés de madres niñas no están actualizadas, están maquilladas y se dejan de atender todos estos nacimientos. A veces las niñas van acompañadas de supuestas parejas de 30, 40 años, por lo que se estaría ante presencia de un delito, que se debería perseguir de oficio, en caso de aplicar el protocolo de la Norma 046.

Artículo
Caravana de Madres de Migrantes suma 14 años
Mantienen esperanza de hallarlos Mantienen esperanza de hallarlos

Dijo que esta ley obliga a todo el personal de los hospitales, y a los mismos padres a denunciar el abuso, pero en un mundo de adultos es complicado, porque caen en omisiones o encubrimientos.

Los embarazos en menores, dijo, son de alto riesgo, por las enfermedades que pueden aparecer en la gestación, y que muchas veces se ocultan por la situación en la que se presentaron.

Asimismo, no se siguen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que señala que toda mujer embarazada debe acudir al menos cinco veces a consulta médica con un ginecólogo.

Estas niñas, al tener una atención médica deficiente, desarrollan preeclampsia, eclampsia, enfermedades renales, así como diabetes gestacional.

Comentarios