Salud estatal espera se respeten las becas de pasantes

Recorte de la Federación provocaría sobrecarga de trabajo, dice secretario
Salud estatal espera se respeten las becas de pasantes
Foto: Archivo. El Universal
12/06/2019
09:00
Marittza Navarro
-A +A

La próxima semana el gobierno federal deberá definir si aplicará o no el recorte de becas para los pasantes de medicina y enfermería, la petición de las 32 entidades federativas es que se dé marcha atrás a esa decisión que implicaría reducir en 50% el número de becarios.

Julio César Ramírez Argüello, secretario de Salud en Querétaro, recordó que la semana pasada, los representantes de todo el país sostuvieron la reunión del Consejo Nacional de Salud en donde se trató ese tema.

La petición fue no afectar las becas para los pasantes del sector, puesto que irá en detrimento de la atención que se le brinda a la población.

“La decisión hasta hoy es que se recorte 50% de plazas, los 32 secretarios pedimos que no se hiciera eso, la Federación quedó de analizar en 15 días, ya van ocho, y esperamos que den vuelta atrás y esperamos en ocho días la resolución”, explicó el funcionario estatal.

Artículo
Presenta diputado Domínguez Luna iniciativa para poder castigar a infractores
Buscan sancionar a quien fume en sitios libres de humoBuscan sancionar a quien fume en sitios libres de humo

En el caso de Querétaro, explicó, no habría mayores afectaciones ya que están completos de personal médico y enfermería en los centros de salud de los 18 municipios; sin embargo, los becarios son de gran apoyo para la extensión de turnos matutino, vespertino y nocturno.

Si se realizan los recortes habrá mayor carga de trabajo o, en un futuro, disminuiría la atención en las comunidades, además de la falta de doctores para ocupar las plazas que se vayan liberando.

Actualmente, el sector Salud de Querétaro tiene 102 pasantes, quienes trabajan por semestre, es decir, 51 por cada semestre del año; si se aplica la reducción quedarían 25 para cada semestre.

“Una implicación es que a futuro faltarían médicos, pero afortunadamente tenemos los 198 centros de salud a médicos titulados y los pasantes son personal de apoyo; implicaría un problema para los pasantes en donde tendrían que quedarse día y noche”.

Explicó que están analizando esquemas para cambiar la estrategia de atención y evitar que se vean afectados con más carga de trabajo, además de cambiarlos de centros de salud que ya tienen asignados por la reestructura.

Además, están proponiendo a las universidades que el servicio social pueda ser liberado por el estado, para no depender solamente de la Federación, incluso la posibilidad de que las instituciones educativas den becas a los pasantes o bien que el propio gobierno pueda entrar —con una partida extraordinaria— a solventar 50% de las becas junto con las universidades.

Comentarios