Padres de familia piden se atienda caso de bullying

Según los tutores existe una agresión por parte de un menor de la escuela
Padres de familia piden se atienda caso de bullying
Foto: Mitzi Olvera
03/09/2019
08:21
Marittza Navarro
-A +A

Padres y madres de familia de la primaria Reforma CNOP, en la colonia Santa Catarina, cerraron las instalaciones para exigir una solución por el presunto bullying que sufre la comunidad escolar por parte de un niño de tercer año de primaria.

El menor fue reubicado de la escuela Vicente Guerrero, de la zona de La Cruz, en donde también hubo quejas por cometer presuntas agresiones verbales y físicas.

La madre del menor interpuso un amparo tras la expulsión de su hijo el curso escolar pasado, en donde se resolvió que no se puede bloquear el derecho a la educación del niño, por lo que se resolvió trabajar con sicólogos y atención especializada tanto para él como para sus compañeros y compañeras.

Para este ciclo escolar 2019-2020, que arrancó el pasado 26 de agosto- el niño fue reubicado en la escuela CNOP en donde los padres de familia afirmaron que ya existe un registro de agresiones e intimidación en contra de sus hijos y de los propios profesores.

El 22 de marzo de 2019, los padres y madres de familia de la escuela Vicente Guerrero bloquearon el acceso a la institución para exigir la expulsión o reubicación de un menor que presuntamente agredía a sus compañeros y compañeras.

Por lo que la Unidad de Servicios para la Educación Básica en el Estado de Querétaro (USEBEQ) resolvió atender la situación con un equipo de expertos en convivencia escolar y sicología.

Para entonces ya se contaba con la orden de un juez, que impedía a la autoridad expulsar, reubicar o suspender al menor en aras de garantizar su derecho a la educación; por lo que enviaron a un equipo de expertos para dar seguimiento y monitorear el comportamiento del niño al interior de la escuela.

La reciente reubicación se dio a partir del diálogo con las personas encargadas de la tutoría del niño, con quienes se acordó inscribirlo en una nueva escuela.

De acuerdo con los padres y madres de familia, quienes protestaron en la escuela Reforma CNOP, no quieren afectar al menor, pero también se debe garantizar la seguridad e integridad del resto de los menores que acuden a la escuela.

En tanto, desde USEBEQ se comunicó que están trabajando con mesas de diálogo con integrantes de esa comunidad escolar, para analizar la problemática y generar una solución, por lo que en próximas días se informará -si es pertinente- los acuerdos que se alcancen, pues debe prevalecer el derecho de los y las menores en la resolución del conflicto.

Comentarios