Notarías se alistan para septiembre, mes del testamento

Los últimos días son los más saturados, afirma consejo
Notarías se alistan para septiembre, mes del testamento
Foto: Obture Press
11/08/2019
06:06
Zulema López
-A +A

Las 57 notarías en la entidad registran su actividad más alta en septiembre, mes del testamento, pues la mayoría de quienes desean dictar su última voluntad aprovechan los descuentos, indicó José Luis Gallegos Pérez, presidente del Consejo de Notarios de Querétaro.

Cabe recordar que en septiembre de 2018 se registraron 3 mil 300 testamentos en la entidad, mientras que de enero a agosto, la cifra fue de 140 a 220 al mes, un incremento de 45%.

Son los dos o tres últimos días antes de que finalice septiembre cuando la mayor cantidad de gente solicita la elaboración de un testamento, pues el costo de uno normal; con pocas propiedades, beneficiarios y hasta un legado oscila en 2 mil 800 pesos, precio que baja a mil 500 este mes.

La alta afluencia de última hora lleva a notarios a tener que entregar “fichas” a quienes no alcanzan a recibir el servicio, para que puedan regresar en octubre, aunque se les cobra entre 200 y 300 pesos más, pues sólo en septiembre el gobierno no cobra a los notarios por dar aviso del testamento a la Dirección del Archivo General de Notarías.

Pese a esa alta asistencia, aún es fuerte la idea de gran parte de la población de no querer testar, sin pensar en los problemas que hereda: familias se han desintegrado cuando una persona muere intestada.

El testamento es un “acto personalísimo, revocable, a través del cual las personas dictan lo que será su última voluntad”, subrayó al detallar que entre los casos más recientes le tocó ver el de un amigo, viudo, sin hijos, a quien únicamente visitaban sus amigos, ningún familiar. Después de que murió llegaron a Querétaro varios sobrinos, quienes pasaron por alto las recomendaciones que les hizo como abogado y notario, pues optaron por pelear legalmente las propiedades del occiso, toda vez que estaban en igualdad de derechos.

“Cuando se deja testamento, ahí está la voluntad, y no hay manera [de contrariarla]. La única forma en que se pudiera nulificar un testamento es que el testador no haya estado en sus facultades cuando dictó el testamento, pero es sumamente difícil comprobarlo, mucho, muy difícil”.

Por último, indicó que quien realiza el testamento acude en solitario al notario, únicamente se requiere la presencia de una tercera o cuarta persona, cuando quien lo va a realizar presenta algún impedimento, como lo es padecer sordera, ceguera o no saber leer y escribir.

“Actúan como intérpretes, por ejemplo, alguien que no ve, la persona que la acompaña ve que está dictando, la persona pone su huella y quien la acompaña pone su firma. La persona que acompaña no puede intervenir en absolutamente nada”, finalizó.

Comentarios