20 / septiembre / 2021 | 17:46 hrs.

Covid-19 hace aplazar dos de cada tres bodas, dice la Diócesis

Tercera ola de contagios por Covid-19 obliga a organizadores a postergar planes ante limitante en cupo de invitados, afirma

Covid-19 hace aplazar dos de cada tres bodas, dice la Diócesis
Foto: Archivo
Sociedad 22/07/2021 06:05 Zulema López Actualizada 07:53

Martín Lara Becerril, vicario general de la Diócesis de Querétaro, reveló que la tercera ola de contagios lleva a que dos de cada tres solicitudes de matrimonio se pospongan, aplazamiento que se busca para tener en las ceremonias a más personas, pues actualmente solo se autoriza el ingreso de padrinos y familiares cercanos. Por ningún motivo se puede superar el aforo de 50%.

En bautismos, el sacerdote Gustavo Licón, presidente de la Comisión Diocesana para la Pastoral de la Comunicación, estimó que cada semana se realiza un promedio de 8 a 10, en cada una de las parroquias; es decir que en lo que va del año se realizaron 32 mil 760, aproximadamente.

En matrimonios se realizan hasta 3 por fin de semana, cifra que varía dependiendo de la parroquia. En promedio se tienen hasta 2 matrimonios cada fin de semana por parroquia.

Quienes pidieron modificar la fecha para su matrimonio dijeron estar interesados en poder compartir el momento con más personas, de ahí que esperarán a que exista un momento más favorable dentro del semáforo epidemiológico.

Existen personas que ya solicitaron una modificación en su ceremonia por tercera ocasión consecutiva, a causa de la misma pandemia.

Lara Becerril urgió a que todos los ciudadanos respeten los protocolos de salud, únicamente al hacerlo se logrará regresar a las reuniones familiares de gran importancia.

Aún se está a tiempo para evitar aumente el número de contagios, resulta indispensable que todas las personas respeten las recomendaciones ya muy difundidas. Cuidar la salud es una responsabilidad tanto moral como social.

Vacunarse, dijo, es un elemento necesario para disminuir los casos de contagio, invitó a todos a acudir a las campañas programadas.

A más de un año de la pandemia es claro que la población está cansada, pero eso no puede ser excusa para aligerar las medidas de prevención, entre ellas mantener la sana distancia, usar cubrebocas y constantemente realizar limpieza de manos con gel antibacterial.

Cumplir con los esquemas de autocuidado, atizó, será la diferencia entre celebrar las fiestas patrias, de noviembre, Navidad y fin de año en compañía o tener que enfrentarse a un aumento de contagios.

Especialmente invitó a los jóvenes a que aprovechen las campañas de vacunación.

Todas las iglesias pertenecientes a la Diócesis tienen la instrucción de cumplir con las restricciones de salud, que se mantendrá hasta que las autoridades lo ordenen, dijo.

Comentarios