Armendáriz deja la Diócesis de Querétaro

Ahora estará al frente de la Arquidiócesis de Durango
Armendáriz deja la Diócesis de Querétaro
Foto: Demian Chávez
22/09/2019
05:59
Montserrat Márquez
-A +A

Faustino Armendáriz Jiménez dejará la Diócesis de Querétaro para hacerse cargo de la Arquidiócesis de Durango.

El nombramiento de Armendáriz Jiménez lo hizo el Papa Francisco, y se dio a conocer por medio de la publicación L'Osservatore Romano, el medio de comunicación oficial de la Iglesia Católica, hecho que además fue confirmado por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

El 20 de abril del 2011, el Papa Benedicto XVI nombró a Faustino Armendáriz Obispo de Querétaro, el cual y tomó posesión el día 16 de junio del 2011.

En rueda de prensa, el vocero de la Diócesis de Querétaro, José Martín Lara Becerril recordó que Armendáriz Jiménez tuvo una cercanía con el pueblo de Querétaro, debido a que dio un “impulso de una manera decisiva el plan diocesano en nuestras diócesis e impulsando a los sacerdotes a implementarlo en cada una de las parroquias”.

Faustino Armendáriz Jiménez nació en Magdalena de Kino, Sonora, el 23 de julio de 1955, y fue ordenado sacerdote el 11 de septiembre de 1982, formó parte de la Arquidiócesis de Hermosillo.

El sacerdote sonorense tiene estudios de licenciatura en Sagradas Escrituras por el Pontificio Instituto Bíblico de Roma, en Italia, y diplomado en Ciencias Bíblico Orientales, en Jerusalén, Israel.

Armendáriz también fue Obispo de Matamoros de 2005 a 2011; después fue Obispo de Querétaro, cargo que ocupaba desde el 20 de abril de 2011.

Armendáriz Jiménez destacó que es un nombramiento de gran responsabilidad ya que la Arquidiócesis de Durango abarca cinco Diócesis: Durango, Mazatlan, El Salto, Gómez Palacio y Torreón; sin embargo, señaló que asumirá el cargo con alegría y encomendado a San Mateo.

“Por instrucciones estaré un tiempo administrando todavía está Diócesis de Querétaro, hasta que en noviembre llegue el tiempo de partir”, refirió.

Faustino Armendáriz expresó palabras de gratitud a la Diócesis de Querétaro por haberle permitido caminado juntos durante ocho años en la encomienda que el Papa le asignó.

“La realicé con mucho gusto, miro con gratitud el pasado, pero miro con mucha responsabilidad esta nueva encomienda, pero ante todo con gran esperanza [en] un futuro que es incierto, pero cuando se hace con fe hay la certeza de que Dios va ayudarme, por eso mi gratitud a los padres y laicos que estuvieron conmigo”, expresó el prelado.

Lara Becerril le deseó un gran desempeño en la nueva encomienda episcopal que enfrentará.

“La Diócesis de Querétaro le queremos agradecer su presencia a lo largo de los 8 años como pastor al frente de esta Iglesia, agradecerle también la cercanía que ha tenido con el pueblo queretaro, con todos los fieles”, señaló.

Comentarios