Procesión del Silencio de Querétaro, una tradición que ya cumple 52 años

Este año participaron 25 hermandades como son Heraldos, Angeles, Insignias, Niños del Catecismo, Señor de la Columna, Señor Nazareno, Señor de la Cañita, Señor de Esquipulas, Virgen de los Dolores, Virgen del Pueblito, y otras, quienes se distinguen por su vestimenta.
Como cada año desde 1966, la Procesión del Silencio se llevó a cabo en el Centro Histórico de Querétaro para representar el luto por la muerte de Jesucristo.
Foto: César Gómez / El Universal Querétaro
30/03/2018
09:29
Notimex
-A +A

#EnVivo | Desde la Procesión del Silencio en el Centro Histórico de Querétaro.

Posted by El Universal Querétaro on viernes, 30 de marzo de 2018

Como cada año desde 1966, la Procesión del Silencio se llevó a cabo en el Centro Histórico de Querétaro para representar el luto por la muerte de Jesucristo.

Un total de 25 Hermandades de Penitencia se prepararon previamente en el Templo de la Cruz durante tres días, para caminar durante el duelo por la crucifixión de Jesús.

La preparación previa incluyó cientos de cruces de madera que fueron cargadas por un contingente de personas descalzas, en completo silencio, quienes caminaron por las calles para representar su luto. Sólo se percibía el sonido de las cadenas que los participantes se atan a los pies y arrastran al caminar.

Este año participaron 25 hermandades como son Heraldos, Angeles, Insignias, Niños del Catecismo, Señor de la Columna, Señor Nazareno, Señor de la Cañita, Señor de Esquipulas, Virgen de los Dolores, Virgen del Pueblito, y otras, quienes se distinguen por su vestimenta.

En su recorrido silencioso, los penitentes visten con túnicas de colores negro, morado, blanco, verde o azul, pero con el propósito de integrarse en peregrinación sin cánticos ni rezos, para acompañar a la Virgen María en sus horas de pesar por la muerte de su hijo Jesucristo.

La Procesión del Silencio se ha constituido como un acto de arraigo en Querétaro, compartido con familias y visitantes, que pretende rescatar elementos de antaño como las saetas, que son versos muy sentidos llenos de dolor por las penas de la Pasión y Muerte de Cristo.

La Procesión del Silencio de Querétaro fue organizada en la Semana Mayor de 1966 por Fray Ernesto Espitia Ortiz, del Convento de la Santa Cruz de los Milagros.

Comentarios