Se encuentra usted aquí

Nace el primer ejemplar de águila real por inseminación

Semarnat destaca relevancia biológica por tratarse de una especie amenazada
Compartir
Águila real, cautiverio, El Sahuaro, nacimiento
El águila real es un ave de presa de hasta seis kilogramos de peso y más de dos metros de envergadura entre las alas. (ESPECIAL)
20/04/2017
03:07
Domingo Valdez
-A +A

El primer nacimiento de un águila real en un predio que maneja vida silvestre de forma confinada (Pimvs), por medio de inseminación artificial, se registró el pasado 13 de abril, en El Sahuaro, en la ciudad de Querétaro.

En un comunicado, la delegación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en el estado informó que la población de la especie Aquila chrysaetos, con categoría de amenazada, está en peligro de desaparecer en el corto o mediano plazo si persisten los factores negativos en su viabilidad, como la modificación y pérdida del hábitat, cacería furtiva y la colecta ilegal de huevos y ejemplares.

Hasta el momento, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) registra 120 parejas reproductivas, incluyendo una nueva en la región oaxaqueña de la Reserva de la Biósfera Tehuacán-Cuicatlán, así como 317 nidos; esto representa un incremento significativo en el registro de la población para el país respecto a 2010, cuando se tenían cifras de sólo 70 parejas reproductivas y 117 nidos.

El nuevo ejemplar que registra Querétaro es el primero que nace mediante reproducción controlada, por medio de inseminación artificial documentada, en Latinoamérica.

Las funciones ecológicas del águila real constituyen factores decisivos en la estabilidad del ecosistema; como consumidor superior, representa un elemento de primer orden en las comunidades mexicanas, al regular poblaciones de una gran variedad de pequeños mamíferos.

Semarnat destacó que el suceso adquiere gran relevancia biológica por tratarse de una especie amenazada, listada en la norma NOM-059-SEMARNAT-2010, que señala las especies nativas de México de flora y fauna silvestre con categorías de riesgo.

Agregó que se considera una de las especies de águilas de mayor tamaño y con mucha dificultad para su reproducción en cautiverio, siendo su presencia en vida libre un indicador de la calidad del hábitat.

Además, para México tiene una relevancia cultural particular dado que se le asocia como el águila que aparece en el escudo nacional.

El criadero El Sahuaro cuenta con registro desde 2009, su titular es Edgar Alberto Alvirde Navarro.

El espacio alberga diversas especies de aves de presa con fines de manejo, investigación, exhibición y aprovechamiento comercial, como el aguililla cola roja, cara cara, cernícalo y el búho cornudo.

Es importante destacar el éxito que tiene El Sahuaro en la reproducción controlada de otras especies, como el aguililla de Harris y halcón peregrino, ambas sujetas a protección especial, así como halcón aplomado, amenazada de conformidad con la NOM-059-SEMARNAT-2010.

El águila real es un ave de hasta seis kilogramos de peso y más de dos metros de envergadura entre las alas, denominada águila dorada por su plumaje café obscuro, con matices dorados en cuello y hombros. El pico es robusto y en forma de gancho, característica distintiva de la especie.

Sus ojos color miel revelan la inteligencia y agudeza que despliega en su vuelo, de hasta 240 kilómetros por hora, para capturar a sus presas: liebres, conejos, perritos de la pradera y otros pequeños mamíferos, así como serpientes, aves e incluso insectos de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Sinaloa, Nayarit, Durango, Jalisco, Aguascalientes, Zacatecas, San Luis Potosí, Querétaro, Guanajuato y Oaxaca.

La época de cortejo y apareamiento se da entre los meses de noviembre y diciembre. La puesta ocurre regularmente entre enero y febrero, y su tamaño generalmente es de dos o tres huevos; sin embargo, únicamente suele sobrevivir un polluelo.

 

Compartir

Comentarios