Celebran a la Virgen de El Pueblito con tapete artesanal

Adornan entrada a la Catedral de Querétaro para su fiesta litúrgica
Compartir
Virgen del Pueblito, festejo religioso, Catedral, La Negreta
Seis horas tardó la elaboración del tapete de aserrín que se colocó el día de ayer en la calle Madero del Centro Histórico queretano (RICARDO LUGO. EL UNIVERSAL)
20/04/2017
03:07
Gonzalo A. Flores
-A +A

Desde las 11 de la mañana del día de ayer, comenzó con la formación de un tapete de aserrín en la calle Madero del Centro Histórico queretano.

El tapete tan sólo duró el tiempo que tardó en terminarse, alrededor de unas seis horas, para cumplir su finalidad, que era recibir a la Virgen de El Pueblito en su entrada a la Catedral de Querétaro.

María Inés Lira Arroyo es originaria de El Pueblito y fue una de las encargadas de la elaboración del colorido tapete, con el que los fieles creyentes suelen recibir a la Virgen cuando sale de su santuario, algo que sucede tres veces al año. En esta ocasión se trató del recorrido que se realiza por la fiesta litúrgica que se celebra en su honor.

Sin embargo, se trató de la primera vez que la Virgen de El Pueblito fue trasladada a la Catedral para la celebración eucarística, encabezada por el obispo de Querétaro, Faustino Armendáriz.

El tapete, en tonalidades azul y anaranjada en su mayoría, se instaló exclusivamente para la bienvenida a la Virgen, desde unos 60 metros antes de las escaleras del máximo centro católico del estado.

María Inés contó que los encargados de la realización del tapete, que construyen y rellenan a mano, tarea que les lleva varias horas, son un conjunto de fieles devotos de la Virgen de El Pueblito, quienes han recibido favores o milagros.

“Hace unos cinco años me fui con mi familia a nadar pero desgraciadamente mi nieto se ahogó, lo saqué del agua, pero los encargados del balneario me dijeron que ya no se podía hacer nada. En lo que esperaban a las autoridades empecé a rezarle a la Virgen y de repente la vi, fue cuando se me quitó el miedo y le volví a dar respiración a mi nieto que poco a poco reaccionó”, platicó entre llanto la mujer que cada año peregrina a la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México con un estandarte de la Virgen de El Pueblito y una corona de espinas.

Desde ese momento, la señora María Inés prometió que haría todo lo que estuviera en sus manos para promover su fe.

Aquel favor recibido sirvió para que ella se envolviera en todas las actividades relacionadas con la Virgen de El Pueblito, entre ellas el aprender a elaborar los efímeros tapetes de aserrín de colores, que se realizan desde 1994 y que embellecen sus festejos religiosos.

“Desde febrero nos invitaron a hacer un tapete en La Negreta, ahí nos dijeron que tenían la intención de hacer un tapete en Catedral y nosotros encantados en ayudar, por eso se hizo este tapete que incluye todos los escudos de los nombramientos que ha tenido la Virgen de El Pueblito con el paso de los años”, comentó.

Dijo que el aserrín que se utiliza y pinta con colorante vegetal lo obtienen de donaciones de madererías.

Además, platicó que los grupos encargados de la organización de cada festividad son cofradías, por lo que ahora le tocó a María Inés, su hermana Catalina y su familia la creación del tapete, que se barre inmediatamente después de que pasa la comitiva con la Virgen del Pueblito para ingresar a Catedral.

Compartir

Comentarios