Buscan crear licencia para la venta de alcohol

Establecimientos de alimentos, en donde el consumo de bebidas es menor, esperan que trámite para obtener permiso especial sea más barato
FOTO: Archivo El Universal
14/02/2017
08:53
Martha Romero
-A +A

La Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac) en San Juan del Río propuso la creación de una licencia especial para venta de alcohol en establecimientos de alimentos, a fin de que el costo por su trámite sea más barato.

El presidente del organismo Paulino Moreno Aguilera, afirmó que en estos negocios el consumo de bebidas es menor.

Las licencias para venta de alcohol al copeo son tramitadas ante el gobierno estatal, pero de forma inicial los establecimientos que decidan ofrecer alcohol, deben contar con un permiso provisional que otorga el municipio para que puedan operar mientras tramitan la anuencia del estado.

Una vez que cuentan con el permiso estatal, los establecimientos deben pagar los refrendos anuales de sus licencias ante el municipio que a partir de 2016 aplicó nuevos montos en la licencia de funcionamiento de estos giros, cuyo cobro es de cerca de 15 mil pesos.

Paulino Moreno explicó que, en el caso de restaurantes, su giro principal es el de la venta de alimentos, por lo que el consumo de alcohol es mínimo y las bebidas no representan el principal ingreso para este sector.

“En los restaurantes no todos los consumidores piden alcohol, sólo algunos y generalmente piden una o dos copas de bebida, realmente su consumo no es ese, sino el de alimentos pero no se les puede negar ese servicio, por eso es que muchos restauranteros tramitan la licencia de alcohol aunque los refrendos sean altos, por eso pedimos que haya un descuento”.

Para enero de 2016 el municipio llevó a cabo un programa de regulación de comercios con venta de bebidas alcohólicas, clausurando a un aproximado de 30 establecimientos que no habían refrendado el pago de licencias de funcionamiento.

En su momento, el alcalde aseguró que algunos propietarios de estos establecimientos se negaban a ponerse al corriente por ello es que se debió proceder a su clausura. En todo el año se clausuraron cerca de 200 comercios de diversos giros por no refrendar sus permisos y al finalizar 2016, 90% de los establecimientos cumplieron con los pagos para volver a operar, según información de la Secretaria de Finanzas.

El presidente de la Canirac reiteró que, para algunos establecimientos, en especial para los restaurantes, podrían establecerse montos menores en el trámite de licencias de funcionamiento y el refrendo de las mismas.

Comentarios