Gana UAQ demandas a 25 jubilados inconformes

Ex trabajadores pretendían cobrar doble pensión, señala abogado general
Algunos docentes retirados denunciaron la recepción de cheques en ceros, a lo que el abogado de la universidad respondió que eso significa que el IMSS les está otorgando 100% de su salario, por la complementariedad (CÉSAR GOMEZ. EL UNIVERSAL)
13/10/2016
01:18
Lorena Alcalá
-A +A

Autoridades federales resolvieron a favor de la Universidad Autónoma de Querétaro la totalidad de los juicios iniciados por 25 trabajadores jubilados, quienes pretendían cobrar doble pensión —una por parte de la UAQ y otra por parte del IMSS— en perjuicio financiero de la Casa de estudios.

El abogado general de la Universidad, Óscar Guerra Becerra, manifestó en entrevista para EL UNIVERSAL Querétaro, que las instancias jurídicas tanto locales como federales han señalado que la UAQ está aplicando correctamente el principio de complementariedad, consignado en el Contrato Colectivo de Trabajo.

En la Universidad de Querétaro, el trabajador jubilado tiene derecho a seguir recibiendo el mismo salario que ganaba cuando se encontraba activo, además de que se maneja la “jubilación dinámica”, es decir, cuando a los trabajadores activos —por negociación entre los sindicatos y las autoridades— se les incrementa el salario, a los jubilados se les aplica el mismo aumento, una prestación que casi ninguna empresa otorga.

Si el jubilado es menor a los 60 años, la UAQ debe cubrir esa cifra de manera integral; sin embargo, a partir de esa edad, el Instituto Mexicano del Seguro Social aporta un porcentaje, y la casa de estudios da el resto para cubrir el 100% de la percepción, a esto se le llama complementariedad, con lo que se garantiza que los trabajadores perciban mensualmente como jubilación la misma cantidad económica de su último salario como si fuera personal activo, explicó Guerra Becerra.

Señaló que los profesores inconformes con que se aplique esta complementariedad son menos de 10% de los mil 100 jubilados que están en el padrón de la Universidad.

“Ellos (los jubilados inconformes) pretenden que la UAQ pague el 100% del salario y que el IMSS pague otro 100% como pensión, con lo que estarían ganando el doble como jubilado, de lo que obtenían como trabajador activo. Y eso sí es una irregularidad en el uso de los recursos públicos”, indicó el abogado general.

A la queja, expresada el martes por la mañana, de algunos ex profesores afiliados al Sindicato único de profesores de la UAQ (Supauaq) sobre reducciones paulatinas en sus pensiones o la llegada de cheques en ceros a raíz de la gestión del rector Gilberto Herrera Ruiz, el abogado general respondió:

“No hay reducción de sus jubilaciones, y si los cheques de la universidad llegan en blanco significa que el IMSS les está otorgando el 100% de su salario, por lo que, si aplicamos el principio de complementariedad como viene en la cláusula 77 del Contrato colectivo, nosotros ya no tenemos que pagarles nada. Porque se cumple con la garantía de que reciben el mismo salario que percibían cuando eran activos”.

En cuanto al reclamo de algunas viudas por la aplicación de la complementariedad, Óscar Guerra indicó que la pensión por viudez corresponde al 65% del salario del trabajador activo; pero aplica el mismo acuerdo entre el IMSS y la UAQ de garantizar entre ambas instituciones que la viuda cobre el total de ese 65%.

De acuerdo con Óscar Guerra, la Universidad Autónoma de Querétaro no está en condiciones financieras de pagar de forma independiente las pensiones a los ex trabajadores, ya que de por sí la máxima casa de estudios cuenta con un déficit presupuestal en sus recursos, debido a que el subsidio gubernamental se va íntegro a la nómina.

“Pagar la jubilación de forma independiente a lo que les otorga el IMSS representaría un grave riesgo financiero para la UAQ”, dijo Guerra “Además, así sí estaríamos violando la Ley de manejo de recursos públicos y nuestro mismo Contrato colectivo”.

La Universidad Autónoma de Querétaro tiene actualmente en su contra 90 demandas en activo, por parte de ex trabajadores que exigen que no se aplique la complementariedad a sus percepciones.

Comentarios