Con desfile arranca Festival de Comunidades Extranjeras

Al ritmo de la música bailaron los contingentes de diferentes países; al colorido evento asistieron mil miembros de comunidades extranjeras
Noticias de Querétaro
La caravana recorrió la Calzada de los Arcos; tras terminar el evento hubo una sesión de fotos entre los participantes y asistentes. Foto: César Gómez
12/03/2018
04:44
Alma Gómez
-A +A

La Calzada de los Arcos se llenó de samba, penachos, mujeres bailando can-can, trajes con lentejuela, saris, tambores, gaitas, flautas y demás instrumentos típicos. La edición número 11 del Festival de Comunidades Extranjeras, que año con año se realiza en Querétaro, se convirtió en una fiesta llena de folclore que contagió tanto a nacionales como extranjeros.

Se reunieron varios contingentes representantes de 75 países, todos ordenados de acuerdo al continente al que pertenecen, primero avanzaron los países de Europa, después los de África, posteriormente los países de Asia y en seguida los de América.

Según datos de Protección Civil, en la caravana participaron más de mil miembros de comunidades extranjeras y se registraron 20 mil asistentes.

Cada comunidad avanzó desde el Mirador de los Arcos hasta la colonia Bosques del Acueducto, desfilaron sobre Avenida de los Arcos mientras la mayoría presumió la música tradicional de sus países y también la vestimenta.

Algunos contingentes presumieron a personajes famosos de sus tierras como la comunidad de Portugal, que desfiló y portó una imagen en tamaño real del futbolista del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, mientras la comunidad Argentina portó camisas del también futbolista Lionel Messi.

Convivencia

La caravana recorrió la Avenida de los Arcos durante casi dos horas. Una vez que terminó el evento, se creó una gran sesión de fotos entre los participantes de la caravana y los que asistieron a disfrutar el evento.

Akmaral Mussayeva, portando prendas típicas de Japón, su país de origen, participó en la caravana como desde hace seis años. Pero en cuanto el desfile terminó, sacó rápidamente su cámara fotográfica y retrató a sus compatriotas, después fue con los brasileños, con los colombianos, egipcios, franceses y todos los que se atravesaran en su camino. A todos les pedía una foto del recuerdo.

Claramente emocionada por tanta variedad de tonos de piel, de vestimentas, acentos en el idioma y danzas típicas, a Akmaral no le alcanzó el tiempo para fotografiar todas las muestras de cultura que la rodeaban.

“Lo que más me gusta de mi país son las montañas, y lo que más me gusta de México es su clima y la amabilidad de su gente”, comentó la japonesa. Hace siete años llegó a vivir a la capital porque su esposo es mexicano, lo conoció en Inglaterra, en un viaje de negocios y desde entonces nunca se separaron.

“Es una gran oportunidad de convivir con otros países porque durante el año cada quien tenemos nuestros negocios, nuestras actividades, pero con este festival, una vez al año nos comunicamos y tomamos cerveza. Llevo seis años viviendo en Querétaro y uno más que viví en el Distrito Federal”, dijo.

En la caravana de comunidades extranjeras también participaron Marvin Hernández y Laura Roca de Venezuela y Colombia, respectivamente. Ambas coincidieron en que este festival es una oportunidad para mostrar su cultura a aquellos que no la conocen y también para acercarse a sus compatriotas. “Te sientes un poquito más cerca de casa”, dijo Marvin quien orgullosa portó los colores de su bandera, azul, amarillo y rojo.

“Me vine a vivir a México por las obvias razones que se viven en Venezuela, hace ocho años ya se estaban viendo cómo iban las cosas con la izquierda y nosotros hicimos un plan b, mi familia completa se vino conmigo, escogimos Querétaro porque está cerca de la capital. Me ha encantado estar aquí, me ha encantado la comida, el ambiente, la ciudad es muy tranquila, todavía se vive sin estrés”, comentó.

Seguridad

Junto a ella está Laura, con quien una vez terminado el desfile convivió en un parque de la colonia Bosques del Acueducto, mientras hacían pausas en sus conversaciones para tomarse fotos con los miembros de otras comunidades y con los propios queretanos.

“Encontrarnos con paisanos fuera de nuestros países es algo muy significativo, cuando yo llegué a Querétaro me sentía muy sola, pero cuando supe que había una comunidad colombiana en Querétaro me sentí muy contenta. Yo me divorcié de mi esposo y me vine aquí a rehacer mi vida. Cuando me vine a México no sabía si llegar a Querétaro o a Veracruz, pero en Veracruz está muy inseguro y aquí es una de las ciudades más tranquilas del país”, compartió Laura.

Por su parte, la secretaria de Turismo, Esther Carboney Echave, reiteró que la alegría de la caravana de comunidades extranjeras es una muestra de cómo recibe México al mundo.

“Ahora cambiamos la ruta, por temas de seguridad ya era imposible hacerla en el centro pero nos funcionó muy bien. Es muy importante realizar la caravana porque son comunidades que viven en Querétaro y que nos muestran su cultura, sus tradiciones.

“En el estadio Corregidora podrán prácticamente darle la vuelta al mundo porque podrán conocer las tradiciones, la comida y las artesanías de estas 75 comunidades, el costo será de 25 pesos, adultos mayores, personas con discapacidad y niños menores de tres años no pagan”, detalló.

Con esta caravana inicia el Festival de Comunidades Extranjeras, que se realizará a partir de ahora y hasta el 19 de marzo. Se tendrán distintas actividades relacionadas con las 75 comunidades que viven en Querétaro. Las actividades pueden consultarse en la página y redes sociales del municipio de Querétaro.

Comentarios