Buscan cronistas del estado dejar legado en Cancún

Aportar a la Biblioteca Nacional, reto de este 2018
El reto es aportar información a la Biblioteca Nacional.
Foto: Guillermo González
11/03/2018
04:00
Alma Gómez
-A +A

La falta de cronistas en el estado, aportación de documentos para la Biblioteca Nacional del Cronista y crear tres libros sobre monumentos y fundaciones de los municipios son algunos de los temas que se discutieron en la reunión de cronistas del estado de Querétaro, que se realizó en el municipio de El Marqués.

Andrés Garrido del Toral, cronista de Querétaro, señaló que uno de los proyectos más ambiciosos a realizarse este 2018 es la aportación de documentos y libros elaborados por cronistas queretanos para la Biblioteca Nacional del Cronista, que se creará en Cancún.

“Lo de la biblioteca lo cristalizaremos el próximo 10 de julio, el presidente nacional de los cronistas, Fernando Martí, va a venir a San Juan del Río a recoger todos nuestros libros, vamos aportar todo lo que hemos escrito a lo largo de los años; yo, por ejemplo, llevo 35 libros. Es muy importante participar en el proyecto porque reconocen a Querétaro como cuna de la historia, Querétaro no puede quedar atrás, somos parte de la independencia”, destacó.

Otro de los proyectos para 2018 es la publicación de tres libros los cronistas elaborarán en conjunto. El primero será sobre la fundación de cada una de las cabeceras municipales, el segundo hablará sobre las joyas de cada localidad, ya sean lugares, personajes, monumentos o edificios, y el tercer libro tratará sobre los edificios religiosos en cada municipio.

Garrido del Toral recordó que la reunión de cronistas es importante porque se hacen evaluaciones del trabajo realizado por cada uno, al igual que se discuten las nuevas problemáticas en el gremio. La más importante, señaló, es la falta de cronistas en el estado. Actualmente se tienen 30 de estos escritores de la historia.

“Se están muriendo los cronistas viejos, a otros los están jubilando, en otros lugares no hay cronistas, como en Tequisquiapan, Peñamiller y Arroyo Seco no hay cronista oficial, los presidentes no se preocupan por tenerlos... Los cronistas se están haciendo viejos y no están dejando escuela, eso le corresponde a cada quien, si se acercan unos jóvenes debemos enseñarlos”, aseveró.

Garrido del Toral reiteró que él aconseja a sus colegas escribir al menos sobre la historia actual y leer al menos 100 páginas.

Comentarios