Crean en UAQ una botana horneada de maíz y frijol

Evalúan efecto antiinflamatorio en sistema inmune
UAQ, México, Botanas, FQ, Doctorado en Ciencias de los Alimentos, Frijol, Maíz,
Iván Andrés Luzardo Ocampo, alumno del Doctorado en Ciencias de los Alimentos que imparte la Facultad de Química de la UAQ. Foto: Especial
10/10/2017
03:46
Redacción Querétaro
-A +A

El consumo de botanas en México está en aumento, pues a pesar de la imposición de impuesto en los productos con alto contenido de calorías en 2015 la industria mostró una recuperación y se espera que para el 2020 represente un mercado por el orden de 52 mil millones de pesos.

Esto refleja que los mexicanos no están dispuestos a dejar de consumir este alimento —aunque saben que son poco favorables para su bienestar físico—; por lo tanto, universitarios elaboraron una botana saludable a base de maíz y frijol que responde a las necesidades de una dieta equilibrada.

En este sentido, Iván Andrés Luzardo Ocampo, alumno del Doctorado en Ciencias de los Alimentos que imparte la Facultad de Química (FQ) de la UAQ, realiza el proyecto de tesis “Efecto del consumo de una botana horneada elaborada con harina de maíz nixtamalizado y frijol común”.

El maíz y el frijol son alimentos que, además de formar parte de la dieta tradicional mexicana, tienen un alto contenido de agentes bioactivos: compuetos fenólicos, fibra dietaria soluble e insoluble, entre otros, por lo que son utilizados como ingredientes base de dicha botana hipocalórica, que es baja en calorías.

Investigación. En el Laboratorio de Bioquímica Toxicológica de la FQ, a cargo de Guadalupe Flavia Loarca Piña, se desarrolló esta investigación que partió de una botana elaborada con maíz y frijol como una tesis previa de Maestría, y que hasta el momento ha evaluado el efecto antiinflamatorio de la botana en células del sistema inmune.

“Encontramos efectos interesantes como fueron la disminución de diferentes parámetros de inflamación, inhibición tales como la inhibición en la producción de óxido nítrico, reducción en la producción de peróxido de hidrógeno y modulación de diferentes proteínas del proceso inflamatorio”, explicó Luzardo Ocampo.

En esta etapa de la investigación se hacen pruebas con ratones, y se espera a futuro la evaluación en ensayos clínicos. “Se está evaluando el efecto del consumo de la botana sobre colitis inducida químicamente en ratones. Para ello, se suministra botana a los animales a fin de verificar si este alimento es capaz de reducir inflamación intestinal en los mismos”, resaltó el universitario.

Añadió que los avances de esta investigación fueron publicados en un artículo de la revista internacional Food Research International y se ha presentado en tres congresos: Simposio y Cátedra de Química “Elvira González de Mejía” (2016 y 2016), en el II Congreso Internacional de Alimentos Funcionales y Nutracéuticos, Querétaro y en el Congreso del Institute of Food Technologists, en Las Vegas, Estados Unidos (2017).

Dado el incremento en las enfermedades no transmisibles en México y en el mundo, entre las que se cuentan obesidad, sobrepeso, hipertensión, diabetes tipo II, entre otras, ha disparado las alarmas a nivel mundial sobre estrategias de prevención e intervención que permita ofrecer alternativas de botanas hipocalóricas.

En este sentido toma mayor relevancia la investigación del estudiante de la UAQ, pues enfatizó que se ha reportado que modificar los patrones de consumo de granos enteros, frutas y vegetales, podrían alterar el curso de las enfermedades, concluyó Luzardo Ocampo.

Comentarios