Disminuyen quejas contra el Ejército Mexicano

Sirvió capacitación en Derechos Humanos, informan
“Nuestra proyección es seguir con esta inercia total y no seguir una cifra mayor”.
“Nuestra proyección es seguir con esta inercia total y no seguir una cifra mayor”. FOTO: DEMIAN CHÁVEZ
04/05/2018
01:41
Víctor Polenciano
-A +A

De 2012 a 2018 las quejas contra el Ejército Mexicano ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) disminuyeron 91.1%, es decir, en seis años el organismo pasó de mil 450 quejas a sólo 129 en lo que va del año.

Así lo informó José Carlos Beltrán Benítez, director general de los Derechos Humanos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), durante su ponencia Implicaciones de la Ley de Seguridad Interior y las directrices que en materia de Derechos Humanos se siguen por parte de las Fuerzas Armadas de nuestro país.

Ante empresarios y directivos de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Querétaro, encabezada por Lorena Jiménez, el general señaló que fue gracias a la capacitación de las Fuerzas Armadas, la implementación de talleres, contar con un manual para el uso racional de la fuerza y diversas actividades que de 2012 a la fecha han podido disminuir las quejas contra los militares.

“Vemos esta gráfica que disminuye (…). ¿Qué pasó con estas directivas, desarrollo de manuales, cartilla de derechos humanos y orientaciones de nuestro general secretario?, pues disminuyeron las quejas como ustedes pueden ver”.

Bajar la violación de derechos. Beltrán Benítez señaló que el objetivo del trabajo que realiza la Sedena al respecto es poder continuar con esa inercia a la baja en cuanto a quejas por violación a derechos humanos, así como no volver a tener una cifra mayor.

“Nuestra proyección es seguir con esta inercia total y no seguir una cifra mayor”.

Explicó que si bien 2017 fue catalogado como el más violento en los últimos años, también fue el año en que se tuvieron menos quejas (340) ante la CNDH, por lo que Beltrán Benítez desechó la teoría que refiere que el incremento de violencia fue provocado por el Ejército Mexicano y la Fuerza Aérea, tal y como sostuvieron diversas organizaciones.

“Al contrario de muchas organizaciones civiles que dicen que 2017 fue el año más violento producido por el Ejército, a ver, yo no entiendo, si es cuando menos violaciones hemos cometido a los derechos humanos y sí fue un año muy violento, pero no por nosotros, por eso yo desecho esa afirmación”.

El director general de los Derechos Humanos de la Sedena informó también que, en el rubro de las recomendaciones hechas por la CNDH, hubo una disminución importante ya que durante la administración anterior, que encabezó Felipe Calderón Hinojosa, se pasó de 98 recomendaciones a tan sólo 15, lo que representa una reducción de 84.84%.

Durante su participación, el funcionario recordó dos casos representativos en los que las Fuerzas Armadas han sido acusadas de violación a los derechos humanos: la desaparición de 43 estudiantes del municipio de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero, y la muerte de 22 personas en Tlatlaya, Estado de México, durante un enfrentamiento; en ambos casos no se pudo acreditar la responsabilidad de la Ejército Mexicano, afirmó.

Comentarios