Busca CECA abatir la ludopatía en el estado

Presentan programa de Intervención Especializada
CECA, Intervención Especializada, Consejo Estatal Contra las Adicciones, Guillermo Tamborrel, Juego, Ludopatía, Casinos, Máquinas tragamoneda
Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
02/02/2018
04:01
Víctor Polenciano
-A +A

Con el objetivo de prevenir y combatir problemas de ludopatía (adicción al juego), el Consejo Estatal Contra las Adicciones (CECA) presentó el programa de Intervención Especializada para el Juego Patológico.

En conferencia de prensa, el titular de la dependencia, Guillermo Tamborrel Suárez, indicó que dentro de los trabajos a realizar está una “alianza” con los casinos de la entidad, cuyo personal sería capacitado para poder identificar a las personas que tengan una adicción al juego.

Por definición, la ludopatía se refiere a las actividades en las que se realizan apuestas y, como componente prominente se encuentra el azar: máquinas tragamonedas, bingos, casinos, loterías, cupones, cartas, ruletas, dados, dominó, peleas de gallos y apuestas por internet, por mencionar algunos.

Síntomas del ludópata

Según información proporcionada por el CECA, citando el Manual Diagnóstico y Estadístico de los trastornos Mentales (DSMIV-R, por sus siglas en inglés), este comportamiento se caracteriza por cinco o más de estos síntomas: preocupación por el juego; necesidad de jugar con cantidades crecientes de dinero para conseguir el estado de excitación deseado y el fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detener el juego.

Además refiere que existe inquietud o irritabilidad cuando intenta interrumpir o detener el juego; el juego se utiliza para escapar de problemas o alivio de la distrofia; después de perder, volver al otro día para intentar recuperar el dinero perdido; engañar a los miembros de la familia, terapeutas u otras personas para ocultar su grado de implicación el juego, así como la comisión de actos ilegales para financiar el juego.

El manual indica que los ludópatas han arriesgado o perdido relaciones interpersonales debido al juego y confía en que los demás le proporcionen dinero que alivie la desesperada situación financiera causada por el juego.

Aunque Tamborrel advirtió que en México son inexistentes los estudios especializados que hablen de la problemática o cuantifiquen a los ludópatas; sostuvo que en el mundo, la problemática tiene una prevalencia del 1 al 3.4% de su población general.

Por ello, la importancia de prevenir y atender los casos existentes. El tratamiento que oferta el CECA es gratuito y estará disponiendo de hasta 21 terapeutas.

Finalmente, advirtió que en la ludopatía existen tres tipos de jugadores: el jugador social, que tiene menor riesgo para la salud, toda vez que juega de manera ocasional o regular por entretenimiento o satisfacción, por lo que tiene control sobre la conducta de juego y puede abandonarla.

También está el jugador problema, definido como aquel que juega frecuente o diariamente con un gasto habitual de dinero, por lo que tiene menor control de la conducta y es una persona con riesgo potencia a convertirse en jugador patológico.

Finalmente, e jugador patológico presenta dependencia emocional del juego, pérdida total del control de dicha conducta e interferencia con el desarrollo de su vida cotidiana.

km

Comentarios