Cipres. En busca de una mejora social

Con diversas actividades pretenden poner alto a la violencia en zonas vulnerables
Cipres. En busca de una mejora social
Foto: Demian Chávez
14/08/2019
06:08
Domingo Valdez
-A +A

La cancha de futbol, con pasto sintético, del Centro Integral de Prevención Social (Cipres II), en San José el Alto, es usada por tres mujeres con sus hijos, acuden al sitio que abrió sus puertas hace cinco años, para atender las necesidades de la población vecina.

María de los Ángeles Licea Hernández, coordinadora del Cipres II, explica que los principales problemas que detectan en San José el Alto son la drogadicción, los embarazos adolescentes y la violencia familiar.

Un grupo de jóvenes pertenecientes a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Querétaro realizan dinámicas con los menores que acuden al curso de verano que se ofrece.

Una parte ocupa un patio central, junto a las oficinas del Cipres II. Otros chicos hacen manualidades en las mesas que se ubican a un costado del área de juegos. Las instalaciones son amplias, se ven limpias y lucen en buen estado.

María de los Ángeles explica que los Cipres son cuatro y se encuentran en lugares identificados como de alta vulnerabilidad. La Unión, Santa María Magdalena, Cordillera Fría y San José el Alto, son los sitios donde se ubican estos centros. El primer centro se inauguró hace ocho años. “Desde hace ocho años venimos trabajando esta parte de prevención social y comunitaria en zonas de alta vulnerabilidad.

El objetivo principal de los centros es promover la participación ciudadana a través de diversas actividades, ya sea deportivas, culturales, de salud y socioproductivas”, abunda.

La joven funcionaria explica que entre semana el horario de atención es de ocho de la mañana a ocho de la noche, mientras que los sábados es de nueve de la mañana a una de la tarde.

“Tenemos cuatro ejes principales de acción, que son trabajos con juventudes, trabajo con perspectiva de género, derechos humanos, y la promoción de la cultura de la legalidad y la paz”

Una parte importante del trabajo de los Cipres es hacer del conocimiento de la población, principalmente a los menores, la labor de la Policía de Proximidad y de toda la Guardia Municipal, para que conozcan lo que hacen

En los diferentes centros se trabaja este tema con el acercamiento con los niños. Dentro de los cursos de verano se tiene la actividad de la Mini Academia, donde elementos de la Policía de Proximidad les pone ciertas actividades, para que sepan qué hacen los policías y que no se les debe de temer, que es al contrario, que si se está en una situación de riesgo se pueden acercar a los elementos y se les ofrecerá ayuda.

Los jóvenes de la Guardia Municipal atienden a un grupo de unos 15 menores. Hacen manualidades. Los niños se concentran en el trabajo, mientras son supervisados por las y los monitores.

María de los Ángeles precisa que a los niños se les inculca también la cultura de la legalidad. En cada Cipres hay alrededor de 70 niños en los cursos. En el caso de San José el Alto, todos los días se tiene cupo lleno, lo que es algo positivo pues la zona requiere de mucha atención, principalmente social.

Actualmente también llevan a cabo un programa que se llama Futbol con corazón, aprovechando que la población de la zona es muy aficionada al futbol, pero muchas veces la gente no tiene los recursos para una academia. Por ello, todos los cursos en el Cipres se otorgan de manera gratuita.

Por eso, en Futbol con corazón tienen la participación de 150 niñas y niños. Algo importante en este programa es que promueve la equidad de género, y algo muy interesante, explica María de los Ángeles, es que el marcador no se abre hasta que una niña integrante del equipo anota un gol, pues los partidos son mixtos.

Con el trabajo con los habitantes de la zona se busca disminuir la incidencia de los problemas sociales, drogadicción, embarazos adolescentes y violencia familiar, con talleres que van dirigidos a los jóvenes, en el caso de las adicciones, para explicarles a los jóvenes que a pesar de estar en un entorno complicado, pueden salir de ese círculo de violencia.

En el caso de los embarazos adolescentes ofrecen apoyo para desarrollar actividades socioproductivas, así como educativas, para que puedan mejorar su expectativa de vida.

“Aquí en este centro también trabajamos mucho con mujeres. Siempre tratamos de impulsarlas, de que si tienen una problemática dirigirlas a las instancias correspondientes. Nos han llegado casos de violencia familiar y los canalizamos, dependiendo la situación”, abuda.

En el área de juegos está Berenice López Cruz, usuaria del Cipres desde hace cinco años, explica que las actividades que se llevan a cabo en el lugar inciden de manera positiva en la población de la zona, que encuentra en el centro un lugar para realizar actividades deportivas y culturales.

En el caso de Berenice acude a zumba, mientras que su hijo acude a Futbol con corazón.

Que las actividades sean gratis es atractivo para la población de las colonias aledañas, además de que permite a madre e hijo realizar actividades en conjunto. Pero no sólo eso, pues se crea comunidad, ya que ahí pueden conocer a personas de diferentes colonias cercanas, con quienes conviven los días que acuden a clases. Se conocen y socializan, actividad esencial para crear una mejor sociedad.

Comentarios