Se encuentra usted aquí

Ayudar se convierte en un arte

A través de “Hemisferios”, Mauricio de la Vega habla de la constante dualidad vida-muerte; la expo está a la venta para apoyar su tratamiento contra el cáncer
La obra, compuesta por 59 fotografías, también es una retrospectiva del trabajo del autor
Foto: Cortesía
11/01/2019
06:33
Donna Oliveros
-A +A

Hasta este viernes, día en que se clausura la exposición “Hemisferios”, se podrá adquirir en el Museo de Arte de Querétaro (MAQRO), la obra del fotógrafo Mauricio de la Vega, que se presentó en este recinto como una retrospectiva de su trabajo desde finales del 2018.

La venta se realiza en apoyo a este fotógrafo queretano, que actualmente se enfrenta al cáncer; los interesados en adquirir alguna pieza, coleccionistas de arte, apasionados de la fotografía, y cualquier persona dispuesta a apoyar, puede acudir hoy al MAQRO en punto de las 20:00 horas, para conocer la muestra y comprar obra original.

“‘Hemisferios’ habla sobre la dualidad que tenemos como seres humanos; del bien y del mal, de la vida y de la muerte, en alguna forma de todos los contrarios que nos definen. A través de esta exposición propongo imágenes que hablan de ello y que, una vez expuestas, han dejado der ser mías, pues las imágenes son de quienes las ven, y de quien las percibe y decide en qué pensar y sentir sobre éstas”, detalla De la Vega sobre este proyecto que se inauguró el pasado 5 de diciembre, bajo la curaduría y museografía del director de la Escuela Activa de Fotografía, Luis Beltrán.

qr-vidaq10_78941673.jpg
La exposición se inauguró el 5 de diciembre de 2018, culmina esta noche, en la que se podrá comprar obra original

La obra, compuesta por 59 fotografías, también es una retrospectiva del trabajo del autor, quien en dos salas del MAQRO logra captar la belleza de la vida y la muerte a través de flores; de los sublimes movimientos corporales de un artista de la danza contemporánea, y hasta con un autorretrato, donde aparece luciendo la máscara que utilizó en 2017 durante sus sesiones de radioterapia.

En entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro, el fotógrafo reflexiona sobre la fugacidad de la vida a través de las flores de sus imágenes. “Si no las retratas en ese momento como las ves, a los pocos días ya no son las mismas, y así es la vida”, asegura el artista de 52 años, quien además comparte su deseo de seguir narrando sus días con la lente y el pincel, una expresión que abandonó en su juventud al enamorarse de la fotografía.

Amor a primera lente

Hace 30 años Mauricio de la Vega inició un viaje sin retorno a través de la fotografía, un arte que conoció mientras cursaba la licenciatura de Artes Visuales en la Universidad Autónoma de Querétaro, donde, de la mano de Arturo Pérez y Pérez, se introdujo en su historia y aprendió la técnica de esta disciplina surgida en Francia, el 19 de agosto de 1839.

Como su etimología refiere, la fotografía es la técnica y el arte de obtener imágenes duraderas a través de la acción de la luz, y ha sido de esta forma como De la Vega ha buscado que su visión sobre la vida trascienda en el tiempo.

Mauricio recuerda los primeros trabajos que lo inspiraron a crear. Primero fueron las fotografías de David Hamilton y posteriormente las de Robert Mapplethorpe, a quien conoció en Nueva York, cuando impulsado por su deseo de introducirse a la fotografía de moda, decidió vender su equipo fotográfico y trasladarse a esta ciudad para trabajar con María Robledo, Barry O’Rourke y Marco Glaviano, el primer fotógrafo que publicó una imagen digital en la revista de moda, “Vogue”, en 1982.

vq_mauricio_de_la_vega_sec_1_78934258.jpg
De la Vega reflexiona sobre la fucagicdad de la vida a través de las flores

Tras un año de trabajo en aquel país, el queretano decidió regresar a su tierra natal para, en 1992, abrir su propio estudio de fotografía, el cual hasta la fecha, administra junto a su hermano Fabián bajo el nombre “Estudios De la Vega”.

En sus inicios, este establecimiento era un modesto local ubicado en Arteaga número 57, por donde desfilaron cientos de personas y familias queretanas deseosas de inmortalizar su imagen con ayuda de los hermanos De la Vega.

Pronto, la voz sobre este nuevo recinto se corrió por toda la ciudad, y más gente, de diversos estratos sociales comenzaron a ser retratados por los fotógrafos; desde artistas y periodistas en crecimiento como Inés Sainz, hasta diversos actores de la vida política como diputados, senadores, e incluso dirigentes como Francisco Domínguez Servién, actual gobernador de estado de Querétaro.

“Hicimos mucha fotografía comercial y empresarial, pero efectivamente la mayoría del trabajo eran retratos de grupos y personas que venían hasta de otros estados, como Demián Bichir (…) Además, gracias a la fotografía es que pude conocer muchos rincones familiares, a los que no habría podido aproximarme si no me hubiera dedicado a esto”, asegura Mauricio, quien en su archivo concentra todo tipo de fotografías sociales, desde bodas, XV años y bautizos, hasta los retratos oficiales de las reinas de navidad, que cada año son coronadas en Querétaro para encabezar las celebraciones decembrinas, organizadas por el Patronato de las Fiestas del Estado.

A la par de estos trabajos, el artista desarrolló proyectos alternos en el marco de la llamada fotografía autoral, tal como “Hemisferios”.

 

bft

Comentarios