Gallos estrena "piel"

Portada 30/10/2015 01:53 Actualizada 08:27

Gallos Blancos presentó su playera conmemorativa por los 65 años de fundación del club, poniendo a la venta sólo mil 950 camisetas, (año de la fundación) y que tendrán un valor de mil 950 pesos.

En la presentación que se hizo en la tienda de la firma patrocinadora de la prenda en conocida plaza comercial, estuvieron presentes jugadores del primer equipo, así como miembros de la directiva.

Ahí, uno de los jugadores emblemáticos del club, Marco Jiménez, se dijo contento del momento por el que pasa el equipo con estas actividades que recuerdan la historia del club, además de que “estamos en un presente muy bueno, y con un futuro prometedor”.

Por su parte, Joaquín Beltrán, director Deportivo del club, dijo que para hacer este jersey conmemorativo se recurrió a la historia del club y a las opiniones de los aficionados de Gallos Blancos.

“De entrada la Q, lleva un lugar especial, además de cada playera va foliada para certificar que es una prenda única y los colores son más opacos, hay un escudo plasmado en la playera como tal, lo que la hace única y de colección”, sostuvo.

Duelo sin mañana. Gallos recibe esta noche a un Monterrey que al igual que el cuadro queretano busca los tres puntos que los acerquen a zona de clasificación. La derrota de uno u otro significaría la eliminación virtual, por lo que se espera una batalla sin cuartel, en partido de la jornada 15 del agonizante Apertura 2015.

La Pandilla marcha con 20 puntos en octavo lugar de la tabla, sólo dos unidades arriba de Gallos Blancos, quien con 18 unidades aspira a meterse a zona de Liguilla.

Un empate no les sirve de mucho a ninguno de los dos clubes, por lo que se espera un duelo abierto donde ambos salgan desde el primer minuto a buscar la victoria.

Para Gallos, los resultados en el Corregidora no han estado de su lado, pues de seis partidos de local, han ganado tres y perdido tres, con una cuota goleadora a favor, pues ha anotado 11 veces y les han hecho ocho.

Temas Relacionados
Gallos estrena piel