Aún falta por evaluar a 43% de los policías

Portada 30/08/2012 03:13 Actualizada 11:44

La falta de equipo y de personal ha provocado la saturación del Centro de Evaluación y Control de Confianza de Querétaro (CECCQ), y a la fecha sólo 57% de los elementos policiacos de la entidad han sido sometidos a evaluación.

Por acuerdo del Consejo Nacional de Seguridad Pública, se definió, en noviembre de 2008, el Modelo Nacional de Evaluación y Control de Confianza, con el objetivo de que todos los elementos policiacos del país presenten exámenes de control de confianza antes del 3 de enero de 2013, como una herramienta para depurar las dependencias de seguridad.

Jorge López Portillo Tostado, secretario de Gobierno del estado, explicó que la Secretaría de Planeación y Finanzas analiza los recursos que serán destinados para la renta de un edificio para el CECCQ con mayor capacidad, además de la compra de más equipo técnico y la contratación de más personal, a fin de ampliar y agilizar el proceso.

“Ya di instrucciones para que haya nuevas instalaciones para el Centro de Evaluación y Control de Confianza y para la contratación de personal capacitado y la adquisición de más material. Estamos saturados, tenemos muchos trabajo; esto se va a instrumentar en mes, mes y medio, aproximadamente. Ya el área está trabajando en el tema, esperamos llegar con los mejores resultados a diciembre”, dijo López Portillo.

A pregunta expresa, mencionó que están rebasados, pero aclaró que se avanza a buen ritmo para cumplir con los acuerdos federales.

De manera global, el funcionario omitió revelar cifras en cuanto al número de policías evaluados, pero señaló que 4.1% de los elementos no han aprobado las pruebas.

Durante el informe del tercer año de gobierno del estado, indicó que en el último año han sido evaluados mil 751 policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (Policía Estatal), la Procuraduría General de Justicia (PGJ) y la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM); la media nacional refiere que 23% de los examinados no pasan.

Las pruebas de control de confianza implican exámenes sicológicos, toxicológicos y físicos; de 4.1% de reprobados en Querétaro, algunos han sido asignados a funciones de vigilancia, como por ejemplo al cuidado de edificios públicos; además, hay policías que físicamente no son aptos, pero no implica que no puedan desempeñar labores menores, afirmó el secretario.