Manuel Ovalle: “Anaya sería fatal para el PAN en 2021”

El ex diputado federal blanquiazul advierte que si se adueña de la candidatura a gobernador provocaría un panorama adverso para ese partido
En entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro, Ovalle Araiza platica que hace dos décadas invitó para que se afiliará al PAN a Ricardo Anaya.
Foto: Demian Chávez
30/07/2018
06:13
Francisco Flores
-A +A

En 2021, el Partido Acción Nacional (PAN) podría sufrir en Querétaro una derrota electoral del tamaño de la que obtuvo el pasado 1 de julio en el país, en caso de que a manera de sobrevivencia política el ex candidato presidencial Ricardo Anaya Cortés se apodere de la candidatura a gobernador, sentenció el ex diputado federal local panista Manuel Ovalle Araiza.

En entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro, Ovalle Araiza platica que hace dos décadas invitó para que se afiliará al PAN a Ricardo Anaya, quien lo traicionó al igual que a todos los que lo han ayudado: “Anaya tiene una ambición desmedida. Se gana la confianza de los demás debido a que es agradable adulador, pero cuando se gana la confianza, traiciona”.

Anaya no ganó la elección presidencial ni en Querétaro, donde tiene su residencia y donde también inició su carrera política, debido a que se le conocen aquí diversos actos de corrupción en los que ha participado, dijo Ovalle, quien considera que el gobernador Francisco Domínguez Servién es un actor que puede ayudar a instaurar la vida democrática en Acción Nacional.

¿Se considera un fracaso para el PAN el resultado de las elecciones federales del 1 de julio?

—Indudable, es un fracaso. Objetivamente, es el resultado más desastroso de Acción Nacional en la época contemporánea. Desde que tenemos alternancia, el PAN no había tenido un resultado de ese tipo; el problema es que se desaprovechó la oportunidad de volver a desde la Presidencia de la República.

En la votación por estado, también Anaya perdió en Querétaro. ¿Qué lectura le das a eso?

—La única lectura que hay es que aquí en Querétaro lo conocemos bien. Aquí en Querétaro se le conoce a Ricardo (Anaya) por haber sido corresponsable de varias derrotas del PAN, entre ellas la de 2009, debido a que él fue el coordinador de esa campaña, y en aquel entonces, al igual que en esta derrota que fue candidato presidencial, Anaya no asumió la responsabilidad de la derrota que le correspondía.

pag_12_y_13_manuel_ovalle_dc_2.jpg

Después de una campaña desastrosa en 2009, todavía se postula como presidente del partido a nivel estatal, fracturando al partido como fue evidente.

Por el pasado de Anaya se explican muchas cosas y ese pasado explica que él no esté dando la cara y asumiendo una posición responsable ante la derrota en la elección presidencial.

¿Ricardo podría aparecer en Querétaro para buscar la candidatura del PAN a gobernador en 2021 como un hecho de sobrevivencia política, para aprovechar que tiene controlados los principales órganos del partido a nivel estatal?

—Anaya si tiene control sobre los órganos del partido, en Querétaro, es un grupo de amigos que han basado su permanencia en la dirigencia estatal, a partir de hechos de corrupción, donde estamos viendo que la actual dirigencia del partido lleva más de siete años en el poder; las dos elecciones en las que han participado han sido cuestionadas por la forma en cómo han llevado el proceso de elección. Después de este resultado hace que esta dirigencia no tenga las condiciones, capital político, credibilidad y legitimidad para poder postular una candidatura al gobierno del estado.

Yo esperaría que después de una derrota como la del pasado primero de julio, Ricardo se haga a un lado para recomenzar su carrera, quizá lo pudiera hacer desde la academia. Debe de reconstruirse, debido a que tiene un recorrido muy cuestionado en términos de credibilidad y honestidad y esos factores lo deberían de descartar para la siguiente elección.

Si Anaya quisiera ser candidato a gobernador, en una imposición que venga desde la Ciudad de México, con el antecedente de que los votos no le favorecieron aquí en Querétaro en la elección presidencial ¿Se esperaría un fracaso electoral para el PAN en 2021?

—Ese dato lo vamos a tener claro a partir de cómo reaccione el grupo de Anaya en torno a la elección de la dirigencia nacional del PAN, ya que uno esperaría que se hicieran a un lado y colaborarán en la refundación del partido, pero conociéndolos lo que están ahora haciendo es bajar el perfil para tratar de que pase el temporal para mantener el control de los órganos de dirección del partido tanto en lo nacional como en lo local y si eso sucede, ese escenario que planteas es altamente probable, que sería la mejor manifestación de que este grupo no entiende nada porque la misma narrativa que se dio en la campaña presidencial es la que va pasar en Querétaro y con resultado desastroso para el PAN y en lo personal para Ricardo Anaya.

Artículo
El Partido Acción Nacional ha colocado a Ricardo Anaya en varios puestos clave
Una carrera ascendente, pese a fracasos electoralesUna carrera ascendente, pese a fracasos electorales

¿En Querétaro ves que en el PAN ya está en juego la sucesión gubernamental para el 2021?

—Hay proyectos personales que ya están empezando a realizar su tarea, pero el problema es que si no se establece un proceso democrático otra vez será muy difícil que salgamos unidos, porque si se da una decisión cupular lastimará y ofenderá a quienes tienen aspiraciones si no son tomados en cuenta para la designación del candidato.

¿Anaya tiene cuestionamientos de corrupción durante su paso como secretario particular del entonces gobernador Francisco Garrido?

—Durante su paso como secretario particular manejó el programa social de ese gobierno. Se le conoció como el PAC (Programa de Acción Comunitaria), donde tuvo un presupuesto del gobierno del estado que superó los mil millones de pesos y una buena parte de esos recursos se usaron de manera clientelar en el PAN para beneficiar a sus candidatos.

¿Cómo se tendrá que reconstruir el PAN en sus órganos de gobierno?

—En Querétaro debe de renovar su dirigencia, al igual que sucederá a nivel nacional. La dirigencia en Querétaro del PAN se encuentra secuestrada por un grupo de amigos de Anaya, que a su vez, brinca de un puesto a otro. Este grupo de manera indirecta tiene el control del partido desde el 2007 (cuando designaron un interino con Edmundo Guajardo al que podían controlar), pero de manera directa desde el 2010 cuando asumió Anaya la presidencia.

Con ese control del partido, Anaya pudo ser candidato plurinominal en 2009.

El grupo de Anaya que controla el partido se caracteriza por la mediocridad, ninguno de los dirigentes que ha impuesto se les reconoce por los principios del partido, ni tampoco por sus posiciones.

Aquí hay un tema bien importante, el gobernador Francisco Domínguez ya pidió que se dé la renovación de las dirigencias tanto nacional como local y tiene toda la razón en solicitarlo. Por eso el grupo encabezado por Anaya y Damián Zepeda que llevaron al partido a la derrota, uno esperaría que se hagan a un lado por el bien del partido.

El Partido Acción Nacional es gobierno en Querétaro, ¿el resultado del 1 de julio lo deja maltratado a nivel estatal?

—En la pasada elección se dio un tsunami que el PAN pudo evitar si hubiera presentado un candidato con legitimidad y credibilidad, como lo vimos un año antes en varias elecciones de los estados. Creo que el PAN pudo haber sido más competitivo a fin de tener mayor presencia en el poder legislativo. Desde el PAN se contribuyó a que se tuviera ese tsunami que se llama López Obrador y que obviamente tuvo sus repercusiones en Querétaro.

Hay dos grandes responsables de este tsunami, uno de ellos es Peña Nieto que se debió haber ido por los hechos de la Casa Blanca, y el otro es Ricardo Anaya y su grupito que se apoderaron de una candidatura en el PAN que no estuvo a la altura de las circunstancias.

¿La carrera de Anaya ha estado plagada de traiciones?

—Efectivamente, Anaya ha construido su carrera en base a la traición, simulación y en el engaño.

pag_12_y_13_manuel_ovalle_dc_3.jpg

Tú conoces a Ricardo. ¿Qué tiene Anaya para que le abran la puerta sus aliados y después los traicione, con el fin de escalar posiciones políticas?

—Su estrategia se compone de dos elementos principales, que es la adulación, debido a que es una persona muy agradable, cortés y adulador en un inicio y después ya que tiene la confianza ganada la traiciona, pero detrás de eso sí hay una persona inteligente, que además tiene una ambición patológica con un nivel desmedido y hasta enfermizo, pues para él es el poder por el poder.

¿Qué papel debe de jugar en Querétaro el gobernador Francisco Domínguez para fortalecer al PAN?

—En Querétaro, como en el resto de los estados donde gobierna el PAN, los gobernadores deben de poner sobre la mesa que los principales responsables de la derrota del 1 de julio asuman las consecuencias y, yo espero, porque conozco a Pancho (Domínguez), que él lo que quiere es que volvamos a construir un partido democrático, para que haya competencia y contrapesos, a fin de que el PAN postule candidatos que provengan de la voluntad de las mayorías.

¿Para ti cuáles son elementos que llevaron al PAN a obtener este resultado electoral el pasado 1 de julio?

—Hay dos cosas, la legitimidad y la credibilidad. La candidatura de Anaya careció de ambos elementos. Le faltó legitimidad por ser un candidato que no surgió de un proceso democrático, sino que se basó en el engaño y eso se percibió por una buena parte de la ciudadanía que no apoyo esa opción. En pocas palabras, la candidatura de Anaya fue una simulación.

Comentarios