Por talar árboles multas de $ 200 mil

Portada 30/06/2014 01:44 Actualizada 08:47

Se han aplicado multas hasta por 200 mil pesos a particulares y fraccionamientos que han derribado árboles sin el permiso del gobierno a través de la Dirección de Ecología en el municipio de San Juan del Río, dijo la regidora y presidenta de la Comisión de Ecología, Yolanda Rodríguez Otero.

Explicó que las multas por derribar árboles dependen de los años de vida de los ejemplares y alcanzan los 20 mil salarios mínimos.

Por su parte, Jessica Gómez, directora de Ecología, dijo que una de las acciones irregulares más recientes fue detectada en el fraccionamiento Bosques de San Juan, donde fueron derribados más árboles, que ameritaron una sanción de más de 200 mil pesos, debido al número de ejemplares que se afectaron, así como sus años de vida.

Otras funcionarias municipales coincidieron en que este tipo de irregularidades son cometidas principalmente por particulares o asociaciones de colonos que deciden derribar aquellos árboles que les estorban para alguna zona de estacionamiento o porque ya se encuentran deteriorados; sin embargo, advirtieron que en todos los casos se debe contar con el permiso de las autoridades municipales para proceder a quitar los ejemplares

“Las personas quitan los árboles porque les estorban en alguna zona donde habitan y también hay casos donde dichos árboles están enfermos; aun así, se debe pedir la autorización del municipio o se hacen acreedores a estas multas”, agregó Yolanda Rodríguez Otero.

La regidora agregó que también se han detectado casos en que desarrolladores inmobiliarios deciden derribar árboles en zonas elegidas para la construcción de viviendas, mismos que de manera han sido sancionados por las autoridades locales.

La directora de Ecología dijo que las autoridades municipales han sido más rigurosas para evitar que los árboles sean derribados sin permisos, sobre todo por cuestiones que afectan a particulares, como el hecho de que los árboles estén en zonas elegidas para construir viviendas o si estorban en calles a algunas personas.

“En estos casos no hay justificación para deshacerse de éstos”, dijo Jessica Gómez.