No afectan casos de hepatitis

Portada 29/12/2015 02:29 Actualizada 08:27

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, se han registrado 21 brotes de hepatitis durante el año, donde el más grande el del municipio de El Marqués, donde ya se superan los 70 casos, informó la directora de Servicios de Salud, Martina Pérez Rendón.

Sin embargo, se mantiene la estadística normal, pues en este 2015 suman 330 casos contra los 330 y 350 que en promedio se registran todos los años en la entidad.

“Son 21 brotes en todo el estado; en El Marqués había ciertas condiciones de saneamiento básico complicadas, la comunidad no tiene drenaje; hay agua en la red pero es administrada por la propia comunidad”, dijo.

Del total de brotes, informó que se han registrado en el municipio de Corregidora, El Marqués, Querétaro, Pedro Escobedo, Tequisquiapan, Ezequiel Montes, San Juan del Río y Tolimán, que en total representan 276 casos.

La funcionaria explicó que la hepatitis tipo A se relaciona con las condiciones de insalubridad, por lo que la Secretaría sigue aplicando medidas preventivas y correctivas con otras dependencias para corregir las carencias.

Es el caso del agua potable, en donde la Comisión Estatal de Aguas (CEA) dotó de equipos purificadores de agua y pastillas de cloro para la desinfección del agua, considerada una de las principales fuentes de infección.

La hepatitis tipo A es la más frecuente y afecta particularmente a niños “este tipo de Hepatitis es causado por el virus A (VHA), que se encuentra en las heces fecales de las personas infectadas, y se contagia cuando alguien ingiere agua o alimentos contaminados por las heces infectadas”.

Este tipo de hepatitis puede ser una infección leve, particularmente en la infancia, es posible que algunas personas no se den cuenta que han contraído la enfermedad y esta pase desapercibida.

Como medidas generales de prevención, la Secretaría de Salud en Querétaro recomienda a la población: lavarse las manos con abundante agua y jabón antes de comer y después de ir al baño, no consumir pescados y mariscos crudos, y no beber agua que no esté purificada o hervida. “La familia debe evitar el contacto con el enfermo, realizar limpieza y desinfección del baño después de que sea utilizado (con agua clorada), intensificar las medidas de higiene personal y de la ropa, ya sea interior, de cama o uso doméstico y de los utensilios y vajilla”.

La directora explicó que la contingencia aún se mantiene, ya que para poder declarar como eliminado un brote, deben pasar al menos dos meses sin nuevos casos.

Temas Relacionados
No afectan casos de Hepatitis