Se encuentra usted aquí

Rechazan muerte de peces por frío

29/11/2012
02:50
-A +A

La investigadora, epidemióloga y profesora de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Karina Acevedo Whitehouse, opinó que es poco probable que un cambio de temperatura en el agua de cualquier presa o río provoque la muerte masiva de peces, como asegura el área de Comunicación Social del municipio de Huimilpan que sucedió en la presa del Zorrillo.

Sugirió que deben de hacerse estudios más profundos y específicos tanto al agua como a los peces que resultaron afectados, con la finalidad de descartar que dicha afectación haya sido provocada por químicos o por alguna bacteria o virus.

En días pasados, habitantes de las comunidades cercanas a la presa del Zorrillo, ubicada en el municipio de Huimilpan, denunciaron que cerca de ocho toneladas de peces habían muerto en este cuerpo de agua, presuntamente por la contaminación que tiene y la cual, dijeron, provoca olores fétidos.

Sin embargo, el área de Comunicación Social de la presidencia municipal de Huimilpan, que encabeza María García Pérez (PAN), informó que de acuerdo con un estudio que realizaron la Conagua y la Comisión Estatal de Agua (CEA) el deceso de los peces se debió a un descenso brusco de la temperatura del agua y descartó la contaminación del agua.

“Sería poco común o poco probable que ocho toneladas de peces hayan muerto debido a cambios en la temperatura del agua, e incluso no hay un solo caso científico registrado que se haya dado por esta situación, por lo que es un poco extraño que un cambio de temperatura hacia abajo cause la muerte de peces, ya que los peces tienen un sistema refrigerante que evita que se congelen, por lo que les permite estar muy amortiguados en la temperatura. Para decir eso tendrían que tener registros de la temperatura en el agua previos y durante el evento y después”, apuntó Acevedo Whitehouse.

Comentó que cuando los peces llegan a morir por el cambio en la temperatura del agua en laboratorio. Explicó que a los embriones de los peces, que no son todavía adultos y están en etapa de desarrollo, se les aumenta la temperatura del agua hasta cinco grados centígrados, lo que provoca la mortandad.

Dijo que los fenómenos que sí pueden llegar a matar grandes cantidades de peces son las enfermedades infecciosas, como el herpevirus, las cuales incluso causan lesiones en los animales acuáticos como hemorragias, o bien otro factor que contribuye a la muerte masiva son los contaminantes, peces expuestos a químicos y farmacéutica veterinaria.

“Esto podría darse si un ganadero está dándole esos productos a su ganado y está desechando los residuos, que llegan a un sitio donde haya animales, peces y toda la fauna que haya en el ambiente acuático, sobre todo si hay una exposición muy fuerte a estos productos, por lo que lo correcto, antes de decir que fue por la temperatura, era haber descartado algo infeccioso, tomar muestras del agua, de los peces y las lesiones, y descartar que haya este tipo de contaminantes”, indicó la epidemióloga.

Señaló que también debe descartarse si este problema se presentó por una infección por virus, bacterias u hongos que haya afectado masivamente a los pescados.

“No sé qué estudio hayan hecho, pero valdría la pena que colecten muestras, tomen datos físicos y químicos del agua, como de la acumulación de magnesio y cobre, que midan la acumulación de estos productos desparasitantes y todo lo de origen veterinario, no para echar culpas sino para saber qué está pasando, y también tomar muestras de los peces para ver si hay una infección y en base a eso decidir si hay o no hay problema, porque es un problema de salud pública”, sostuvo.

Aseguro que la UAQ estaría dispuesta a colaborar para realizar los estudios y saber qué es lo que pasa realmente, ya que en caso de que sean concentraciones altas de productos químicos la gente necesita tener cuidado al beber el agua.