Se encuentra usted aquí

Vienen por una mejor vida

Desde hace dos años Georg Eickhoff de Colonia,Alemania y Nazly Escalona, venezolana decidieron comenzar una nueva etapa de su vida, enla cualse casaron y tuvieron a su hija Sofía
Para la pareja la idea de radicar Querétaro fue el punto para tener una mejor calidad de vida. “Necesitamos un lugar donde te sientas bien”, dicen (GONZALO IBAÑEZ)
29/10/2016
02:13
Ely Gallardo
-A +A

“Yo quiero ir a un lugar donde el sol salga la mayor parte del año”, así es como Georg compartió la visión de Querétaro a su esposa Nazly, lugar que los ha acogido con una cálida ciudad para comenzar una familia juntos.Hace dos años, Nazly Escalona, de Caracas, Venezuela, y Georg Eickhoff, de Colonia, Alemania, tomaron la decisión de comenzar una nueva etapa en la capital queretana. Por un viaje de trabajo de Georg y sus deseos de pequeño de conocer México, la pareja se mudó para casarse y tener una bella hija, la pequeña Sofía, quien hoy se nombra queretana.

Nazly Escalona es politóloga egresada de Ciencias Políticas de la Universidad de Venezuela, con Maestría en Gerencia Pública del Instituto Superior en Administración (IESA), se dedica a la política en el estudio y el activismo. Georg Eickhoff es doctor en Historia con Estudios de Español, en Madrid, España, y ex alcalde Aulendorf, Alemania, población de 10 mil habitantes. Se conocieron en actividades de formación y consultoría, en Venezuela.

Momentos después de comenzar su relación y por motivos de un traslado en el trabajo de Georg, la pareja vivió un año en Uruguay. En el intermedio de la estadía en esa nación, estando a cargo de un programa de trabajo dirigido América Latina, lo enviaron a un viaje a Querétaro. En palabras de Nazly: así es como la capital comenzó a cautivar al alemán. “Él vino a ese curso y, cuando vino, le encantó Querétaro. Él dijo, este es el momento, este es el lugar”, señaló.

Un 30 de octubre del 2014, una llamada a distancia fue un indicio claro para un cambio para bien de residencia: “El llegó un 10 de octubre y por un skype de aquí de Querétaro, me dijo: ‘Nazly este es el lugar, confía en mí’. Me llevó un libro, este libro de Querétaro me lo mostró, me dijo, estas son las fotos, este es el lugar, y yo dije perfecto y el 30 de octubre ya estábamos aquí. En 20 días cambiamos toda nuestra vida para venirnos a Querétaro, él renunció al trabajo, hicimos una mudanza y desde ese entonces todo ha sido muy bonito”, comentó.

Un sueño hecho realidad

Desde pequeño, debido la cercanía a un tío que vivía en México y por la aproximación a la cultura latinoamericana en esferas religiosas y estudiantiles, Georg tenía claro el sueño de construir una vida en tierras mexicanas: “Este joven tenía una afición por Venezuela, por América Latina. Tuve un tío que vivió un tiempo en México y tuve la oportunidad de visitarlo. Cuando él era profesor en la Universidad de Linares, y después de jubilarse de profesor en Alemania, hizo una segunda vida académica en México. Recuerdo de niño, como más o menos una vez al año venía a Alemania para visitar a sus familiares y nos hablaba de Venezuela. Recuerdo de niño escuchar hablar de América Latina y ya de adolescente, por la juventud católica, yo era muy cercano a América Latina y así me quedó eso. Era un sueño el español y poder vivir en América Latina, poder en algún momento realizarlo, especialmente después de haber tenido una vida política en Alemania. Fui asistente de una política alemana, que hoy es la embajadora Alemana en el Vaticano, yo escribía discursos para ella. Después de esto me eligieron como alcalde del pueblo Aulendorf y, desde ahí, quería combinar las dos cosas, la política y América Latina, y hoy tengo la suerte de poder unir esas dos cosas porque soy consultor político, he trabajado para el gobierno Alemán en varios países de América Latina, principalmente Venezuela y Uruguay, y vivo en Querétaro”.

Actualmente, se dedica a la consultoría política y empresarial en materia de redacción de discursos, oratoria y consultoría de redacción, cualidades profesionales con la que encontró una vocación durante su alcaldía en Aulendorf, gracias a un discurso que llamó El discurso de los 100 mil euros, y a la cual se dedica de manera independiente en el estado.

Rememoró este importante suceso en su carrera, con el cual se dio cuenta que la oratoria era su vocación: “Recuerdo una cosa, en el pueblito tenía muchos problemas económicos porque tenía empresas municipales que estaban quebradas, tuve oportunidad de pronunciar un discurso de año nuevo que hoy llamo El discurso de los 100 mil euros. Anoté todo lo bueno de la ciudad y decía: ¡Ama tu ciudad! Como cinco veces decía una cosa buena y después decía: ¡Ama tu ciudad!. Entonces, después empecé a contar los problemas y siempre también diciendo: ¡Ama tu ciudad!. Al final se me acercó un señor mayor y me dijo: Me gustó el discurso, quiero hacer una donación. Hizo una donación de 100 mil euros”.

Fusión cultural

Dentro del campo del desarrollo humano y profesional, Georg considera a la capital como una ciudad preocupada por estos temas: “Querétaro es una ciudad donde la gente a diferencia de muchos otros lugares, sabe que tienen que invertir en sí mismos, hay mucha gente dispuesta a decir: yo quiero crecer. Veo como crece aquí todo y yo también. Hacen inversiones en sí mismos y se forman constantemente, hay una especial disposición de la gente en Querétaro de ver el capital humano que son ellos mismos”.

La familia multicultural ha arraigado características de la idiosincrasia y cultura de ambos países, simbolismos que representan con orgullo en cada uno de los rasgos que componen su hogar. Georg recordó uno de los eventos más importantes en Aulendorf, el carnaval donde participan 3 mil habitantes en una sátira a la actual alcaldía.

“Quitan del poder al alcalde, lo destronan y dan un discurso de burla sobre él, así es el carnaval, es como una revolución, te haces una sesión de cabildo, entonces los carnavalescos, con sus máscaras, y las brujas invaden esto. Interrumpen la sesión, ponen a un rey del carnaval, y, entonces, todo lo malo que ha hecho el alcalde lo satirizan. Por ejemplo, el pueblo pasó de 9,999 habitantes a ser este año de 10,001, con esto se aumenta el sueldo del alcalde si pasas de los 10 mil, entonces la burla era: El alcalde hizo un niño y ahora por uno le subieron el sueldo, seguro que fue el quien se aumentó el sueldo”.

Además, con cálida añoranza, Georg compartió las sutilezas de la industria de Aulendorf, que cuenta con la meticulosidad característica de la manufactura alemana. “Los productores del copo de nieve característico de las plumas de la marca Mont Blanc están en Aulendorf, este pueblo lo que fabrican son las partecitas de nieve, es una pieza de plástico donde sólo hacen el copo de nieve, es una trabajo de mucha precisión y si hay una desviación de una milésima de un milímetro la cambian. Tiene aparatos para hacer esa pieza de plástico con tanta precisión y después otro aparato para escanearlo y descartar los que no van a servir se funden, y se vuelve a hacer todo el proceso. Este es el tipo de industria alemana, en la que se especializan en hacer cosas tan precisas”.

Para Nazly, el arraigo a su tierra lo representa con orgullo a través de las llamadas muñequitas de tallaje de madera y la imagen del doctor José Gregorio Hernández, dos figuras que ahora forman parte de la fusión cultural que representa a la familia asentada en Querétaro.

“Las muñequitas tallaje de madera las hacen mucho en la zona andina de Venezuela, suele ser del estado Mérida. El doctor se llama José Gregorio Hernández, un doctor popular de inicios del siglo 20, él curaba a la gente, los atendía sin cobrarles, siendo un doctor privado. En Venezuela quieren canonizarlo, pero están los papeles ahí en el Vaticano, pero todavía no sucede. La gente lo tiene en su devoción, como santo y para la gente él es santo y lo tienen en su devoción en todos lados”, señaló.

Ideal para una familia

Para la pareja, Querétaro fue un punto para tener mejor calidad de vida. Para Nazly, un fue también un lugar terapéutico. “Necesitamos un lugar donde te sientas bien, donde todo corra, y como para recuperarme, para mí Querétaro fue una terapia como de amor, el libro que me trajo de Querétaro, tenía una frase que nunca se me olvida: Querétaro es una tierra para amar, para ser feliz. Así es como me vine, con ese pensar, con esa idea, ahora tengo mi bebé aquí y me parece tan bonito que algún día si me regreso a Venezuela siempre pueda regresar aquí y sentirme con orgullo”, expresó.

Querétaro, fue el lugar que escogió la pareja para casarse, el 23 de enero de 2015, y formar una familia. La calidez de la gente mexicana en el recibimiento de un nuevo bebé sorprendió a la pareja. “Estar embarazada aquí te das cuenta como la gente responde tanto a los niños, tanto a la familia, tanto al procrear, eso lo veo mucho aquí, me parece muy lindo, uno siente como que México se apropia de los hijos, la gente es como; En esta tierra nacieron y son míos, son de aquí. Es como que te agarra México, no te deja, no te suelta, eso me parece muy bonito y que acoge a todo el mundo, sin importar de qué nacionalidad seas”, mencionó Nazly.

“Querétaro es muchas veces considerado como una ciudad conservadora, de valores. Yo me veo un poco así, nosotros teníamos claramente el plan de tener a nuestra hijita aquí y esas cosas cuentan. En estos días se habla mucho de Hilary Clinton, ella dijo: Para educar un niño, necesitas toda una ciudad. Entonces no sólo son los papás, los niños aprenden de todo, entonces requieres de un ambiente que tenga un mensaje de valores para tus hijos y eso sí lo veo aquí, porque es una ciudad donde ves que la gente es amable y cuida de su ciudad”, agregó Georg.

Finalmente, Nazly dijo que el estado siempre será un punto en la tierra al cual pueden regresar y sentirse como en casa. “Es un encanto que no lo puedo explicar, me gusta saber que en cualquier momento podré moverme a otras partes, porque si quiero seguir estudiando, hacer un doctorado, a lo mejor me voy a ir a otro país, a lo mejor me voy a ir a Alemania, no sé que nos va a deparar por el tiempo de mi esposo, mudarnos o que se yo, siempre a donde yo vaya, yo voy a volver a Querétaro”.

Comentarios