Espacio sináptico facilita movilidad

Portada 28/07/2014 00:03 Actualizada 07:42

Con un presupuesto de 15 mil pesos se pueden automatizar los objetos de una habitación, desde cortinas, luces, televisión hasta aire acondicionado y servicios de personas en los hoteles, dijo el creador del proyecto Espacio Sináptico, Isaac Gutiérrez Valladares.

Desde hace cuatro años, este joven emprendió dicho proyecto, con la finalidad de hacer más sencillo el trabajo para algunas personas, así como controlar los servicios en su casa desde donde estén.

Actualmente tiene mejor perfeccionado el modelo que funciona vía bluetooth, el cual tiene un radio de 10 metros para su funcionamiento, aunque trabaja en las mejoras de otro con el que los usuarios lo puedan usar por medio de wifi y tener acceso a sus casas, incluso, desde otras entidades.

Gutiérrez Valladares afirmó que la aplicación que ha desarrollado permite que personas con alguna discapacidad puedan tener la independencia para abrir y cerrar cortinas, encender y apagar las luces o el televisor, entre otras cosas.

Aunque hay programas similares en el mercado, Espacio sináptico ofrece el valor agregado de que no es necesario hacer una instalación en todas las habitaciones ya que, y es que de acuerdo con su creador, sólo llega y se instala en un espacio pequeño, pues es un sistema completamente inalámbrico.

En vísperas de comercialización

En este momento trabajan seis personas en dicho proyecto, y están en espera de la producción en serie para que inicie su comercialización, la cual podría ocurrir a inicios del próximo año.

Isaac Gutiérrez recordó que el costo de este servicio depende del trabajo de habitaciones, así como el de objetos que deseen automatizar. Pese a que este proyecto es de origen queretano, los aditamentos que se necesitan para su elaboración son 100% extranjeros, debido a que en el país no los encuentran y tienen que ser importados de Asia o Europa.

Desde el inicio de Espacio se han invertido cerca de 70 mil pesos en los prototipos. Destacó que el hotel Doña Urraca le permitió hacer prácticas en sus instalaciones y la compra del material corrió por cuenta de dicho establecimiento.

Gutiérrez Valladares reconoció que el programa Fábrica de ideas, que promovió la Secretaría del Trabajo estatal, le ayudó, además del apoyo económico y la computadora que recibió, a conocer la manera de acercarse a las instituciones para solicitar financiamientos para la creación de su negocio. Actualmente están en proceso de un financiamiento.

Temas Relacionados
espacio sináptico facilita movilidad