Hilan tradición con moda contemporánea

La UAQ impulsa la marca de ropa y accesorios que unen la moda de estudiantes y la intervención de diversas artesanas de Amealco y Tolimán
En la Dirección de Difusión Cultural de la UAQ, Fernanda Romero desarrolla de forma paralela diversos proyectos con artesanos del estado (CÉSAR GÓMEZ. EL UNIVERSAL)
26/12/2016
02:47
Lourdes Durán
-A +A

Hace dos años comenzó a gestarse al interior de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) el proyecto Tzun'Gantzö, una marca de ropa y accesorios que combina elementos tradicionales con tendencias contemporáneas. Se trata de un diseño colectivo en el que participan artesanas de municipios de Querétaro y alumnos de la institución educativa.

Fernanda Romero, quien labora en la Dirección de Difusión Cultural de la Universidad, está al frente del proyecto desde hace varios meses. Explica que Tzun'Gantzö surgió hace alrededor de dos años por un workshop que se organizó en el municipio de Tolimán.

“Hicieron un workshop en Tolimán y durante dos semanas se fueron a trabajar alumnos de diseño con artesanas del municipio; a partir de ahí comenzaron a surgir muchas ideas, entre ellas, hacer una marca de ropa trabajando de forma conjunta. Se dio apoyo económico a partir de la Dirección de Difusión y, de esta forma, se comenzó con la creación de la marca”.

Dentro de los factores que llevaron a considerar la colaboración, destacan el que las artesanas puedan vender algo que saben hacer de forma tradicional, que lo proyectaran a través de nuevos productos y que la comercialización pueda concretarse a un mejor precio.

Hace cerca de un año, Romero quedó como responsable del proyecto y se le heredó todo lo que se tenía hasta ese momento, que fue la marca, la imagen y el trabajo con las artesanas.

En la Dirección de Difusión Cultural de la UAQ, Fernanda desarrolla de forma paralela diversos proyectos con artesanos y comunidades de los municipios de Querétaro, uno de ellos es la marca de Tzun'Gantzö.

Desde hace seis meses los artículos se comenzaron a vender por internet, mediante una plataforma que se llama Recrear.

El proceso creativo

La parte central del proceso creativo en Tzun'Gantzö recae en las artesanas y en la forma en que ellas intervienen las prendas o accesorios. “Nosotros les llevamos revistas para que vean qué es lo que se está usando; les mostramos estampados, colores y entre las dos partes decidimos. Si ellas quieren hacer un vestido, entre las dos partes lo trabajamos. Nosotros escogemos alguna tela, se las proponemos y si ellas aceptan les hacemos los patrones y les damos la tela cortada para que ellas la intervengan”.

Es así que las artesanas plasman, a través de sus bordados, su inspiración y sello personal en cada prendas; esto hace pieza únicas.

La mayoría de estas mujeres, explica Fernanda, son amas de casa que no dedican todo su tiempo a bordar, sino que lo hacen como una actividad complementaria. Esto lleva a los diseñadores a planear estrategias para ayudar a que su proceso productivo sea más eficiente y que, con el menor tiempo posible invertido en las prendas, se venda a un precio más alto.

En la actualidad, Tzun'Gantzö trabaja con comunidades de Amealco y Tolimán. En Amealco participa una mujer que ha tenido mucha trascendencia en Querétaro, la señora Macedonia y toda su familia, la familia Blas.

En este municipio se hace intervención de hilván en las prendas, mientras en Tolimán se trabajan otras técnicas, como la randa, deshilado y gancho.

Al inicio, en Tolimán se comenzó a trabajar en la casa de cultura de la cabecera municipal, en donde dispusieron un espacio para poder trabajar con las artesanas dos o tres veces al mes. No obstante, con el cambio de gobierno, destinaron el área a otro curso y ahora las mujeres se llevan el trabajo a sus casas y de vez en cuando se reúnen con el grupo de universitarios, algunas veces en Tolimán y otras en la capital.

El principal punto de venta son los bazares, tanto en la Ciudad de México como en Querétaro; pero, con la incursión en internet, a través de la plataforma Recrear y mediante la página de Tzun'Gantzö en Facebook, las expectativas han cambiado.

Las ventas se realizan por temporada y todo lo que se gana se invierte en más prendas, además se busca pagar mejor a las artesanas, a quienes se les remunera por hora trabajada.

Bajo la marca se elaboran vestidos, faldas, ponchos y kimonos para el público femenino y playeras y camisas para el masculino. A pesar de que el proyecto se ha enfrentado a diversos problemas técnicos, en cuanto a accesorios se fabrican collares, bolsas y monederos, así como pajaritas para hombres, que se hacen con los retazos de las telas.

Normalmente se confeccionan seis piezas de cada prenda: dos chicas, dos medianas y dos grandes. “Las que más bordado tienen son las que se llevan más rápido”, dice. En relación con el costo, las pajaritas se venden en 320 pesos, los vestidos en 580 y playeras en 400.

Tzun'Gantzö ha hecho pasarelas en el campus San Juan del Río. También hicieron una pasarela para que la comunidad de Tolimán conociera lo que se está haciendo, en la feria municipal de hace un año.

Amor al arte

La mayoría de quienes han colaborado con Tzun'Gantzö han sido estudiantes que deciden hacer su servicio social o prácticas integrándose al proyecto. “También hemos trabajado con diseñadoras de modas que nos han ayudado mucho, de una universidad que se llama Felva Mosso, que han venido a hacer aquí su servicio social y sus prácticas”, señala Romero.

Una de las dificultades a las que se enfrenta Tzun'Gantzö es la parte económica, pues al ser un proyecto que surgió en la Universidad no había quién invirtiera. Cuando inició el proyecto se dio un apoyo económico de 5 mil pesos por parte de la Universidad y con ese dinero empezaron a trabajar.

“Con ese dinero empezamos y con ese dinero seguimos. No se ha vuelto a tener apoyo económico por alguna otra parte fuera del proyecto. Lo que hemos hecho es que de una prenda que se venda sacamos dos más y así es como hemos estado creciendo. La gente que ha trabajado es gente a la cual no les pagamos sino que les liberamos su servicio social o sus prácticas”

Ahorita lo que se pretende es poder conseguir una inversión que permita tener un stock de prendas más amplio y poder publicarlo en más plataformas por internet, ya que un requisito para ello es precisamente eso.

Otra cosa que quieren hacer es trabajar con más municipios y registrar la marca, además de comenzar a elaborar objetos no solamente textiles sino, por ejemplo, mobiliario.

Por otra parte, se busca concientizar a la sociedad de lo que se está trabajando y lo que se puede llegar a trabajar en todos los municipios del estado, con todos los artesanos.

“Me gustaría que este proyecto no nada más se quede en el estado sino que hubiera gente que les interesara de otros estados y que también se pudiera dar asesoramiento a los artesanos, que los impulsen y que se pueda apoyar a todas estas comunidades que en cierto modo las hemos dejado un poco atrás. Con todo esto de la globalización y de las industrias no se busca rescatar ni impulsar a este sector de la sociedad, sino que muchas veces se buscan otras cosas externas a nuestra cultura, a nuestra tradición y a lo que sabemos hacer en México”, sostiene.

El correo de contacto de Tzun'Gantzö es [email protected] y al teléfono de oficina 1921200, extensión 3530.

Comentarios