Reconocen a queretanos

Portada 26/07/2014 01:35 Actualizada 09:24

El alcalde capitalino Roberto Loyola Vera entregó reconocimientos a queretanos que con su participación en diferentes ramas han apoyado a que la sociedad queretana crezca y que han dejado un legado trascendental.

De igual forma, se llevaron a cabo homenajes póstumos a las figuras que, a pesar de su fallecimiento, han permeado en la historia de la entidad. Dicho evento se celebró en el museo de la ciudad, esto en el marco del 438 aniversario de la ciudad de Santiago de Querétaro.

Una de las premiaciones fue la presea Josefa Vergara y Hernández, la cual se entrega a personas que reúnan características como haber realizado acciones sobresalientes de beneficencia, dirigidas a mejorar el estado físico y dignificar la calidad moral de las personas e instituciones del municipio, o haber destinado sus bienes para mejorar la calidad de vida de las personas y dignificar la calidad moral de las personas e instituciones del municipio.

Dicha presea fue entregada este año a Martín Gallegos Duarte, por su labor de atender gratuitamente a niños con padecimientos de estrabismo y nistagmus, una oscilación involuntaria de los ojos, brindándoles una oportunidad de incorporarse productivamente a la sociedad.

Además, se entregó la presea Germán Patiño Díaz, la cual se entrega a personas que hayan invertido su talento y esfuerzo, a favor de la creación, promoción y difusión de las artes, así como el incremento del acervo cultural en el municipio. Este año se otorgó a Jorge Juan Boldó Belda (Jordi Boldó), artista plástico, literato y docente que ha enaltecido a las artes queretanas exponiendo su obra alrededor del mundo y recibiendo diversos premios y reconocimientos internacionales.

La presea Epigmenio González se entrega a personas que hayan desarrollado acciones sobresalientes de entrega en grado heroico, dirigidas al servicio social de la comunidad, y esta vez fue otorgada a Luis Ugalde Monroy, por distinguirse como un incansable promotor de las cooperativas en el estado, formando técnicos superiores en Administración de Empresas Cooperativas.

En la sesión solemne también se realizaron cuatro homenajes póstumos a personajes queretanos como la maestra Guillermina Bravo Canales, decana de la danza en México, gran baluarte en nuestro país como bailarina, coreógrafa, maestra y fundadora de instituciones. Considerada por la crítica especializada como sinónimo de la danza modernista y referente obligada de la danza contemporánea en México, conocida como “el alma de la danza”.

Un homenaje más que entregó el alcalde capitalino fue al señor Pedro “El Mago” Septién Orozco, locutor y cronista deportivo, miembro del Salón de la Fama del Béisbol Mexicano, quien recibió la medalla olímpica al mejor cronista en la Olimpiada de Helsinki en 1952, entre decenas más de reconocimientos. Una de las voces con mayor autoridad en el micrófono deportivo mexicano, icono de la crónica deportiva.

Carlos Alcocer Cuarón fue galardonado debido a su trabajo en la docencia, así como porser un meticuloso y productivo investigador. El doctor Alcocer, fundador y director de la Escuela de Medicina de la Universidad Autónoma de Querétaro, también fundó y dirigió el Área de Ciencias de la Salud en la Universidad del Valle de México, y a él se debe la creación del ahora Instituto de Neurobiología de la UNAM, campus Juriquilla.

El poeta Salvador Alcocer Montes, considerado uno de los poetas más importantes en el estado, recibió en 2008 la presea Germán Patiño otorgada por el ayuntamiento de Querétaro, y en 2011 un estímulo emérito en apoyo a la producción artística. Publicó más de 15 poemarios.