Socavón, por fallas geológicas: Desarrollo

Socavón, por fallas geológicas: Desarrollo

Anomalía en el subsuelo recorre Corregidora, Querétaro y El Marqués
ANA LUCÍA ALVELAIS EL UNIVERSAL - ALERTA. Este miércoles fue reportado un hundimiento en el carril lateral de la avenida 5 de Febrero, en dirección norte-sur, que provocó caos vial durante todo el día
Smashbox presenta su nueva colección de invierno
Homilía se llevará a cabo en la catedral a cargo de obispo
Aumentan accidentes en esta época: Correa

Por Marittza Navarro

El hundimiento en el asfalto de la avenida 5 de Febrero fue consecuencia de la falla geológica que atraviesa esa zona y que afecta a los municipios de Corregidora y El Marqués.

Sergio Chufani Abarca, secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas del estado, dijo que desde ahora se buscará una solución integral al conflicto, para evitar que una situación similar vuelva a presentarse.

“Hay que hacer un estudio completo para poder dar una solución. Al haber una falla es muy difícil dar una solución total, pero se puede dar una que conviva con el tráfico que ahí circula”, explicó el funcionario.

Este miércoles, alrededor del mediodía, se reportó un “boquete” en el carril lateral de 5 de Febrero, en dirección norte-sur, un agujero de un metro de diámetro, aproximadamente, por dos metros de profundidad.

El colapso provocó caos vial todo el día, y el jueves por la mañana la Comisión Estatal de Caminos (CEC) y la Comisión Estatal de Aguas (CEA) atendieron el problema.

Sergio Chufani recordó que este fenómeno geológico es toda una placa que atraviesa la zona metropolitana, desde Corregidora, pasando por Querétaro, y hasta llegar al municipio de El Marqués.

Citó que “hay muchas fallas en el estado de Querétaro”, pero son cuatro las principales, concentradas en una sola placa que afecta Jardines de la Hacienda, 5 de Febrero, Mansiones del Valle y los límites de los municipios de Querétaro y El Marqués.

“Tenemos muchas fallas geológicas en toda la zona metropolitana, pero principales tenemos cuatro (….) Lo que se tiene que hacer es controlar [la falla], se ha controlado durante años”, explicó Chufani

A partir de esa contingencia, dijo, se trabaja ya en un estudio que permita dar una solución integral e intervenir con los trabajos y el dinero que sean necesarios.

Explicó que uno de los factores para que se registrara el “boquete” es que “algunas líneas de drenaje su tiempo de vida ya está concluido” y tendrán que monitorear las zonas susceptibles a los movimientos de la placa geológica.

“Vamos a tener movimientos siempre, la extracción de los mantos acuíferos también ha generado que se produzcan asentamiento de las placas y eso provoca que constantemente se les dé mantenimiento (…) hay que dar una solución integral, se tiene que rellenar algunos huecos que se generan con esta turbulencia, la socavación del agua, hay que rellenar”.

El funcionario comentó que también interfiere la cantidad de vehículos que circulan por la vialidad, y que en gran parte son camiones pesados que provocan el desgaste más rápido de la zona de rodamiento.