Informe será el 10 de septiembre: FDS

Será austero; no habrá acto ciudadano, da a conocer

Informe será el 10 de septiembre: FDS
Foto: Archivo
Política 25/08/2018 03:26 Marittza Navarro Actualizada 10:19

Sin reunión ciudadana, y con un informe austero, el gobernador del estado, Francisco Domínguez, presentará el próximo 10 de septiembre su tercer informe de gobierno ante el Poder Legislativo.

En entrevista, dijo que solicitará permiso a los diputados locales para —desde la tribuna del Congreso— dar un resumen de los logros de gobierno en el último año, y enviar un mensaje para los queretanos.

Recordó que el ejemplo de austeridad lo dio el año pasado, cuando evitó las reuniones masivas que se daban cada año —con todos los gobiernos estatales— para dar un mensaje a la ciudadanía, y que significaba un gran gasto.

La primera fecha propuesta fue el lunes 3 de septiembre, pero ese día tocará el turno al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, para dar su sexto y último informe de gobierno; al evento están convocados todos los gobernadores y funcionarios de alto rango de todo el país.

“No voy a andar haciendo ni fiestas, ni comidas, ni publicidades que no corresponden, y que no me digan que es por el nuevo gobierno, porque [la austeridad] ya la hice el año pasado (…) estoy pidiendo al Congreso que me permitan hablar, y desde ahí informarles”, puntualizó

Confirmó que quedará cancelada la cena del 15 de septiembre, como se hizo el año pasado, y el dinero se canalizará a obras sociales.

En 2017, el gobernador tomó la decisión de cancelar las festividades patrias para canalizar los recursos a los habitantes de Oaxaca, afectados por el sismo del 7 de septiembre, en donde murieron más de 100 personas.

Por ello, el 15 de septiembre sólo encabezó la tradicional ceremonia del Grito de Independencia y canceló la cena que cada año ofrecía el gobernador en turno a servidores públicos, empresarios y representantes de la sociedad civil. Una Noche Mexicana en el Palacio de Gobierno que, sumado a otros recursos, permitió aportar 2 millones de pesos.

El dinero se usó para la compra de casas de campaña en favor de los damnificados del sur del país, que sufrieron las consecuencias de un sismo con magnitud de 8.2.

Esta medida la extendió para el segundo informe de gobierno, que se celebró el 30 de septiembre de 2017, tras el sismo del 19 de septiembre ocurrido en la Ciudad de México.

Comentarios